amor

Gran Bretaña prueba la combinación de vacunas diferentes para avanzar en la inmunidad contra el coronavirus

04 de feb de 2021 - 10:36
Gran Bretaña prueba la combinación de vacunas diferentes para avanzar en la inmunidad contra el coronavirus

En Gran Bretaña avanzaron hacia una nueva etapa en la lucha contra el coronavirus. Consiste en realizar pruebas sobre la eficacia de la combinación de vacunas diferentes.

El objetivo es ver cómo reacciona el organismo con la combinación de antígenos para producir anticuerpos y, a la vez, tener una mejor respuesta ante las demoras en la provisión de las remesas prometidas.

Los científicos creen que incluso esta "mezcla" podría brindar una mayor respuesta inmunológica.

Con la supervisión del "Comité Conjunto de Vacunación e Inmunidad" (JCVI, por sus siglas en inglés) las vacunas desarrolladas por Pfizer-BioNTech y Oxford-AstraZeneca formarán parte de esta experiencia.

Dos dosis, tema prioritario

 Embed      
La vacuna de Astra Zeneca se combinara con la de Pfizer (Foto: AP)
La vacuna de Astra Zeneca se combinara con la de Pfizer (Foto: AP)

Hay una certeza sobre que una solo dosis no es suficiente y que hace falta el refuerzo para lograr la inmunidad superior al 90%. Por eso la estrategia del uso conjunto. Porque no siempre se dispone de las dos dosis del mismo laboratorio en tiempo y forma.

El estudio "COM-COV"

Se llama así por la "COMbinación del COVid". Involucra a mas de 800 voluntarios de más de 50 años en Inglaterra.

Algunos recibirán primero la de Oxford y luego la de Pfizer, con un margen de 12 semanas de diferencias. Otro grupo tendrá el plan inverso.

 Embed      
La vacuna de Pfizer, con el ARN mensajero(Foto: AP)
La vacuna de Pfizer, con el ARN mensajero(Foto: AP)

Los científicos aclaran que este tipo de mezclas ya se ha hecho frente a enfermedades como la hepatitis, la polio, las paperas o la rubeola". Y los resultados fueron exitosos.

La vacuna de Oxford se basa en un virus debilitado (de chimpancé), al que se le coloca la parte específica de la vacuna. La de Pfizer, en cambio, con ARN mensajero, tiene una incorporación mediante ingeniería genética de la "partícula S", que es la que afecta a las células sanas para contaminarlas.

La combinación de ambas técnicas puede aumentar la respuesta frente a la pandemia y adecuar los tiempos de entrega de las vacunas.

El estudio durará 13 meses. Pero esperan tener ya indicios claros para fines de junio. El gobierno de Boris Johnson espera que para el fin del verano, la pesadilla de la pandemia pueda, efectivamente, comenzar a quedar totalmente controlada.