historias

"No había otra opción" dijo Harry al hablar por primera vez del conflicto en la corona Británica por el "Megxit"

No había otra opción dijo Harry al hablar por primera vez del conflicto en la corona Británica por el Megxit

"Quiero que sepan la verdad por mí", expresó Harry, a quien ya no habrá que llamar "príncipe". El nieto de la reina Isabel II se refirió, publicamente por primera vez a la compleja salida de los duques de Sussex (el título sí lo conservarán), de los deberes para con la Corona.

"No vean al príncipe o al duque, sino a la persona que vieron crecer esta 35 años, con una perspectiva clara", dijo Harry en una cena de caridad. Esa fue la oportunidad que eligió para referirse al conflicto conocido mundialmente como "Megxit", el paso al costado de Harry y Meghan.

La decisión de alejarse de las obligaciones reales tiene también otro efecto inmediato. La pareja y el pequeño Archie vivirán la mitad del año en América del norte y la otra mitad en Gran Bretaña. De hecho, en estos momentos, Meghan Markle está con su hijo en Canadá, el lugar elegido como residencia para pasar la mitad de cada año.

 Embed      
Harry habló por primera vez del escándalo en la casa real
Harry habló por primera vez del escándalo en la casa real

Por eso Harry dejó en claro que "el Reino Unido es mi lugar y eso no va a cambiar". Aunque de inmediato precisó por qué la crisis de este último mes: "Todo esto me da una gran tristeza por haber llegado a este punto".

Para gran parte de la prensa británica y muchos simpatizantes de la monarquía, Meghan Markle es como Yoko Ono para la separación de Los Beatles en la creencia popular. Consciente de ese fenómeno Harry explicó: "Esto no fue producto de un arrebato. Fueron meses de conversaciones después de años de desafíos...y según como fueron las cosas, no había otra opción".

En un escueto comunicado, la Reina dijo que el proceso de "desconexión" llevará tiempo. Es que, entre otras cosas, la pareja debe devolver los más de US$ 3 millones provenientes de fondos públicos para la reformas en "Frogmore Cottage", su residencia en Windsor, en el que seguirán viviendo el tiempo del año que transcurran en Gran Bretaña.

Isabel II aclaró que aunque ya no representarán a la corona, Harry, Meghan y Archie seguirán siendo parte indisoluble de la familia real.

Tal vez por eso, Harry, se mostró conciliador con su férrea abuela. "Tengo un absoluto respeto por la Reina, tanto como mi abuela como mi comandante en jefe" dijo Harry.

Pronunció este último concepto, que puede sonar con un dejo de ironía: "Estoy incriblemente agradecido a ella y al resto de mi familia, por el apoyo que mostraron hacia Meghan y hacia mí en estos últimos meses."