historias

Jair Bolsonaro echó de su gobierno al secretario de Cultura por comentarios nazis

17 de enero de 2020 - 15:10
Jair Bolsonaro echó de su gobierno al secretario de Cultura por comentarios nazis

El presidente brasileño tomó rápidamente la resolución de separar de su gobierno al secretario de cultura, Roberto Alvim.

El ahora, exfuncionario, provocó un escándalo al divulgar un video en el que tomaba como ejemplo un discurso de Goebbels, para hablar de una "nueva civilización brasileña" que nacerá a partir de formas de arte novedosas bajo el actual gobierno.

En su cuenta de Twitter, el presidente del Brasil escribió al dar a conocer la desvinculación de Alvim que "un pronunciamiento infeliz, aunque se haya disculpado, tornaron insostenible su permenencia" ( en el gobierno).

 Embed      
Roberto Alvim,  propuso una nueva civilización brasileña
Roberto Alvim, propuso una "nueva civilización brasileña"

Sabiendo de la repercusión de su medida, escribió inmediatamente en un hilo abierto en esa red social.

 Embed      
 Embed      

"Reitero nuestro repudio a las ideologías totalitarias y genocidas, como el nazismo y el comunismo, como cualquier tipo de vinculación con las mismas. Manifestamos también nuestro apoyo irrestricto a la comunidad judía, de la que somos amigos y compartimos muchos valores en común", expresó Bolsonaro.

En el cuestionado video, que acabó costándole el puesto al secretario de Cultura, Alvim hablaba con un tono enérgico acompañado con música de Wagner, el compositor preferido de Adolf Hitler. En ese contexto, Alvim tomaba expresiones de Goebbels para referirse a una "nueva civilización brasileña".

 Embed      
Joseph Goebbels, ministro de propaganda nazi, junto a Hitler
Joseph Goebbels, ministro de propaganda nazi, junto a Hitler

Joseph Goebbels fue el ministro de propaganda del régimen nazi y uno de los principales impulsores de todas las medidas de discriminación, segregación y persecución de los judíos, como muestra acabada de su profundo antisemitismo.

El 1° de mayo de 1945, Goebbels y su esposa se suicidaron, después de envenenar a sus 6 hijos.