Pandemia

Joe Biden sueña con un 4 de julio con la pandemia controlada

En su primer discurso público, Joe Biden, marcó su objetivo de llegar al día de la independencia en Estados Unidos "próximos a la normalidad" ante el COVID-19
por Roberto Adrián Maidana | 12 de marzo de 2021 - 09:17

"Pasar el próximo 4 de julio con los seres queridos es el objetivo". Joe Biden definió así la meta de llegar al día de la Independencia con una situación "muy próxima a la normalidad ante la pandemia".

Fue su primer discurso público desde la Casa Blanca. El tema fue destacar la ayuda descomunal que significa el paquete de US$1.900 billones para asistencia económica por todos los efectos negativos de la pandemia. Para los ciudadanos y la economía de Norteamérica.

Pero en realidad, gran parte de sus anuncios, que se realizaron por televisión en el horario de "prime time", se refirieron a la prioridad que significa para su administración, terminar con el flagelo de la pandemia.

“Estamos emergiendo de un oscuro invierno hacia una primavera y verano de esperanza", dijo el presidente. Pero al mismo tiempo recalcó que no es el momento de burlar las reglas. "No es hora de relajarse", advirtió.

En clara diferenciación con las actitudes de Donald Trump, como lo hizo en la campaña electoral, repitió la necesidad imperiosa de que toda la población comprenda y acepte el uso del barbijo para prevenir los contagios. "La vacuna nos dará la inmunidad, pero mientras tanto debemos mantener el uso del barbijo", pidió Biden.

El ritmo de la vacunación

La administración demócrata espera que para el 1 de mayo estén identificados y con turno todos los adultos que requieren la vacunación contra el Covid-19.

Además de los lugares especiales para recibir la vacuna, como estadios o enormes estacionamientos, el discurso desde la Casa Blanca precisó que el gobierno federal creará una red por la web en la que los ciudadanos puedan saber al instante cuál es el lugar más próximo a su hogar para ser inoculado. Incluso con farmacias - como ya ocurre - para duplicar los centros de aplicación.

La carrera hacia la "normalidad"

"Necesitamos que cada uno esté vacunado", repitió en su mensaje Joe Biden. Hace pocos días, el país llegó a su récord de vacunar a dos millones de personas en apenas 24 horas.

Estados Unidos está al borde de los 30 millones de contagiados y tiene 530.829 muertos. Es el país más castigado por la pandemia en términos absolutos.

Autorizó tres vacunas en su territorio: la de Pzifer, la de Moderna y la de Johnson & Johnson (monodosis). Ya llegó a 98 millones de personas con al menos una dosis. Representa el 29,36% de la población.

Biden tiene 118 días para poder festejar el "Día de la independencia". Pero de la pandemia.