Pandemia

La FDA de Estados Unidos restringe una de las vacunas contra el coronavirus para investigar efectos adversos

La agencia norteamericana halló una serie de efectos adversos y sugiere que la vacuna monodosis de Johnson & Johnson quede postergada ante las de ARN mensajero.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
La vacuna monodosis de Johnson & Johnson produjo 60 casos de Trombosis en Estados Unidos (Foto: Archivo)

La vacuna monodosis de Johnson & Johnson produjo 60 casos de Trombosis en Estados Unidos (Foto: Archivo)

El coronavirus no deja de producir noticias que siempre causan alerta. El COVID-19 puede dejar de ser una pandemia y convertirse en una enfermedad endémica -como la gripe-, pero es fundamental mantener los criterios de prevención. En este caso es la FDA, la agencia de referencia mundial en materia de alimentos y medicamentos, la que produjo la última señal de atención, desaconseja la aplicación de la vacuna de Johnson & Johnson porque hay una serie de consecuencias adversas que hay que investigar con mayor profundidad.

fda x J&J.jpg
la FDA emitió un alerta por casos de trombosis derivados en la aplicación de vacunas de Johnson & Johnson contra el coronavirus (Foto: FDA)

la FDA emitió un alerta por casos de trombosis derivados en la aplicación de vacunas de Johnson & Johnson contra el coronavirus (Foto: FDA)

El comunicado de la FDA vino acompañado por una recomendación: "Hoy, limitamos el uso autorizado de la vacuna Janssen #COVID19 a aquellos mayores de 18 años para quienes otras vacunas autorizadas/aprobadas no son accesibles o clínicamente apropiadas, y a aquellos que eligen Janssen porque de otro modo no recibirían una vacuna contra el COVID".

Una rara enfermedad derivada de la vacunación

La FDA advirtió que la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson tiene el riesgo de generar una rara y peligrosa condición de coagulación llamada "síndrome de trombosis con trombocitopenia(STT)"

En un "paper", la FDA afirma que el 15% de quienes sufrieron esta complicación murieron. Se han confirmado 60 casos de STT, entre ellos nueve muertes.

Pero al mismo tiempo, la información estadística suministrada sirve para llevar calma. La vacuna de Johnson & Johnson se ha aplicado en millones de dosis únicas. Los casos con esta anomalía detectada se dan solo en 3 por millón.

Pero para no correr mayores riesgos, la FDA recomienda que se la deje de lado frente a las vacunas de ARN mensajero - Moderna y Pfizer.

Los casos de STT suelen aparecer una o dos semanas después de la vacunación. Los síntomas incluyen:

  • dificultad para respirar
  • dolor en el pecho
  • hinchazón de las piernas
  • dolor abdominal persistente
  • síntomas neurológicos como dolores de cabeza o visión borrosa, o manchas rojas debajo de la piel.

En 9 de los casos detectados, la evolución fue tan grave que provocaron la muerte.

Tranquilidad para los ya vacunados

Hay un dato elemental que trae tranquilidad. es el factor tiempo. Como dijimos, hay millones de vacunas aplicadas en esta droga monodosis. Con lo cual, quienes ya superaron los 15 días de aplicación, no corren el menor riesgo. La recomendación de suspender la aplicación es de ahora en adelante, por supuesto. Pero quien pasado ese tiempo "ventana" no sufrió ninguna contraindicación, debe quedarse tranquilo. La vacuna protege contra el coronavirus.

Ahora se inicia una nueva fase de los exámenes permanentes sobre esta y todas las vacunas. De todas maneras, la FDA dice que ha determinado que los beneficios de la vacuna de J&J superan los riesgos para ciertas personas.

Cómo funciona la vacuna de Johnson & Johnson

La vacuna de Johnson & Johnson se aplica en una sola dosis. Se basa en las instrucciones genéticas del virus para construir la proteína de espiga. La parte que ingresa e infecta a la célula sana. Pero a diferencia de las vacunas de ARNMensajero, su estructura genética difiere. Tal vez en esos cambios pueda encontrarse la explicación a los casos aislados de STT que ahora provocan alarma.

J&J.jpg
La vacuna de J&J impide que la espiga infecte a células sanas con el coronavirus (Foto: Archivo)

La vacuna de J&J impide que la espiga infecte a células sanas con el coronavirus (Foto: Archivo)

Esta vacuna hace que adenovirus - como en el caso de la de Astra Zeneca - también provoca al sistema inmunitario al activar los sistemas de alarma de la célula. La célula envía señales de alerta y activa a las las células inmunitarias cercanas. Entonces, al vacuna de Johnson & Johnson hace que el sistema inmunitario reaccione con más fuerza a las proteínas de espiga e impida que puedan vincularse e infectar a las células sanas.

Alarma por las trombosis

Todos los medicamentos están siendo constantemente sometidos a pruebas y validaciones. Es algo que no siempre se conoce, pero allí radica la fiabilidad de los remedios o vacunas. En el caso del coronavirus es imperioso. Desarrollar una vacuna puede llevar diez años de investigación en silencio hasta su aprobación. La pandemia hizo que el plazo se redujera a un año. Aunque en el caso del ADN mensajero acumula una experiencia de pruebas durante décadas para otras enfermedades (como el cáncer, por ejemplo).

A partir de ahora, estas vacunas deberán llevar una advertencia sobre este posible daño colateral de producir trombosis, eventualmente mortales.

Fue gracias a estas revisiones constantes que surgieron estos 60 casos de STT. 15 de ellos mortales. Por lo que de inmediato, la FDA recomendó dejarla de lado - salvo en casos de intolerancia a otras vacunas - y seguir adelante con las vacunas de ARNmensajero.

s