Crisis de los misiles

La foto que puso al mundo al borde de una guerra nuclear

En octubre de 1962, EE. UU. y la URSS estuvieron al borde de un conflicto nuclear. Por la crisis de los misiles de Cuba, el mundo vivió 13 días de tensión. Allí surgió el "teléfono rojo".
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Un avión espía tomó las fotos que pudieron haber desatado  la guerra nuclear por la crisis de los misiles en 1962 (Foto: Archivo)

Un avión espía tomó las fotos que pudieron haber desatado  la guerra nuclear por la crisis de los misiles en 1962 (Foto: Archivo)

Cuando las fotografías llegaron al despacho de la Casa Blanca, causaron una conmoción única. A tal punto, que durante 13 días el mundo vivió una crisis que lo colocó frente a una posible tercera guerra mundial, pero con armas nucleares, que ponían en peligro a la especie humana. El presidente norteamericano John F. Kennedy tenía ante sus ojos la evidencia sobre lo que la CIA lo había advertido meses antes: los soviéticos estaban emplazando misiles nucleares en la isla de Cuba. Una amenaza intolerable para la seguridad de los Estados Unidos.

barcos rusos en cuba.jpg
Navíos Rusos desembarcando misiles nucleares desarmados en Cuba (Foto: Archivo)

Navíos Rusos desembarcando misiles nucleares desarmados en Cuba (Foto: Archivo)

El 15 de octubre de 1962, las fotografías no dejaban dudas. Un U-2, el avión espía utilizado por los Estados Unidos, tomó imágenes en las que se veía claramente una situación inquietante. Buques soviéticos en puertos cubanos descargando misiles separados por piezas. Otra foto era todavía más grave: las piezas ya estaban colocadas en el campo, listas para ser ensambladas.

John Kennedy pidió un informe especial al pentágono. La respuesta fue perturbadora. Los misiles llegados a la isla gobernada por Fidel Castro tenían una autonomía suficiente para llegar a cualquier punto de los Estados Unidos: La ciudad de Washington (con la Casa Blanca), no estaba a salvo de un posible ataque nuclear soviético.

u 2.jpg
El avión espía U-2 que reveló los misiles soviéticos en Cuba (Foto: Archivo)

El avión espía U-2 que reveló los misiles soviéticos en Cuba (Foto: Archivo)

El inicio de la crisis de los misiles

El presidente norteamericano llamó a su comité de crisis. Integrado por el ministro de defensa, Robert McNamara, el secretario de estado, Dean Rusk y todos los jefes militares. Por supuesto, también estaba su hermano, Robert Francis Kennedy, procurador general y mano derecha del presidente.

De inmediato surgieron dos alternativas: un bloqueo naval sobre cuba o la posibilidad de una invasión o ataque para destruir los misiles.

Los militares propiciaban esta alternativa, el ataque, especialmente el jefe de la Fuerza Aérea, general Curtis LeMay.

Creían en un rápido triunfo militar sobre la URSS. En todo caso, la primera represalia - estimaban - sería un ataque sobre Berlín occidental, no sobre el territorio norteamericano.

Kennedy tomó el 19 de octubre para continuar con su agenda pre crisis. Un viaje al medio oeste. Lo usó para reflexionar y regresó con una medida definida. El presidente quería evitar una guerra a toda costa.

fotos de u2.jpg
Los fragmentos de los misiles estaban disimulados a la espera de ser ensamblados (Foto: Archivo)

Los fragmentos de los misiles estaban disimulados a la espera de ser ensamblados (Foto: Archivo)

Una "Cuarentena" sobre Cuba

El primer paso fue impedir que cualquier barco que llevara cualquier tipo de armamento pudiera llegar a la isla gobernada por los Castro. Se cuidó de usar la palabra bloqueo para que no se interpretara como un "acto de guerra".

Pero las noticias del frente militar sumaron más complicaciones. Los militares no podían garantizar la destrucción de todos los misiles en el caso de una invasión o ataque sobre Cuba.

jfk y RFK.jpg
El presidente John Kennedy junto a su hermano Robert durante la crisis de los misiles (Foto: Archivo)

El presidente John Kennedy junto a su hermano Robert durante la crisis de los misiles (Foto: Archivo)

El peso del secretario de Defensa

Los militares veían a los Kennedy (John y Robert) con desconfianza y como débiles frente a la amenaza. Los uniformados solo veían como posible la opción militar.

Fue entonces que el presidente Kennedy le preguntó al general LeMay sobre que pasaría si los soviéticos lanzaran una bomba atómica (sobre Berlín o alguna ciudad norteamericana).

-"Sr. presidente, usted tiene un gran problema", fue la respuesta del jefe de la Fuerza Aérea.

Kennedy, que estaba saliendo del salón oval, se dio vuelta, lo miró y le dijo: -"Parece no comprender que en caso de un ataque nuclear, usted está en el mismo lugar que yo".

El jefe del pentágono, Robert McNamara se cruzó en varias oportunidades con la tozudez de los uniformados por atacar. A los gritos, les repitió de manera constante que no habría ningún ataque salvo que fuera expresamente decidido por el presidente de los Estados Unidos.

robert mcNamara secretario de defensa.jpg
El secretario de Defensa Robert McNamara, el encargado de detener los esfuerzos de los militares norteamericanos por atacar Cuba (Foto: Archivo)

El secretario de Defensa Robert McNamara, el encargado de detener los esfuerzos de los militares norteamericanos por atacar Cuba (Foto: Archivo)

¿El inicio de una guerra nuclear?

El 22 de octubre, Kennedy anunció que no retiraría sus naves militares rodeando Cuba hasta que Nikita Kruschev, el líder soviético, retirara los misiles de la isla.

La respuesta del Kremlin fue inmediata: La URSS no aceptará negociar con ninguna amenaza. El mundo se vio ante la peor pesadilla de la guerra fría. Una guerra nuclear de aniquilación.

Fueron días dramáticos en los que un elemento adicional solo sirvió para aumentar la incertidumbre: la falta de un contacto directo.

Cada mensaje que intercambiaban Washington y Moscú tenía un problema extra. Debía ser traducido con exactitud, porque un conflicto nuclear estaba en juego. Un proceso que demoraba casi 6 horas, entre que se escribía, se comunicaba, se traducía y llegaba a las manos de las dos personas más importantes del mundo: Kruschev y Kennedy

Por ejemplo, este mensaje enviado desde la Casa Blanca al Kremlin: “No he asumido que usted o cualquier otro hombre en su sano juicio sumergirían deliberadamente al mundo en una guerra en esta era nuclear, que está claro que ningún país podría ganar y que solo podría tener consecuencias catastróficas para todo el mundo, incluido el agresor. "

bloqueo a cuba.jpg
El presidente Kennedy anuncia el bloqueo para evitar que sigan llegando misiles y armamento soviético a Cuba (Foto: Archivo)

El presidente Kennedy anuncia el bloqueo para evitar que sigan llegando misiles y armamento soviético a Cuba (Foto: Archivo)

Los buques soviéticos seguían navegando hacia Cuba. Cada hora utilizada en esa traducción imprescindible, acercaba el riesgo de una guerra de aniquilación. Solo estaba la orden de ralentizar la marcha de los navíos. Mientras tanto, los Estados Unidos aumentaban su nivel de alerta al DEFCON 2. El paso siguiente, DEFCON1, significaba una conflicto nuclear.

castro y krsuchev.jpg
Fidel Castro le dijo a Nikita Kruschev que no dudara en atacar primero, aunque Cuba desapareciera del mapa (Foto: Archivo)

Fidel Castro le dijo a Nikita Kruschev que no dudara en atacar primero, aunque Cuba desapareciera del mapa (Foto: Archivo)

Incluso Fidel Castro, le propuso a Nikita Kruschev que atacara primero aunque eso significara que Cuba desapareciera bajo un infierno nuclear.

telegramas previos al telefono rojo.jpg
los cables de comunicación entre Washington y Moscú demandaban 6 horas para su correcta traducción (Foto: Archivo)

los cables de comunicación entre Washington y Moscú demandaban 6 horas para su correcta traducción (Foto: Archivo)

El 27 de octubre, una pequeña luz de esperanza

El elemento que evitó que el conflicto siguiera escalando fue casi un milagro. Un agente de la KGB, confesó años después que llegó de la mano de una comunicación extraoficial. No era posible esperar 6 horas para traducir cada mensaje oficial. El Kremlin estaba dispuesto a negociar si tenía la promesa formal de que el gobierno norteamericano no atacaría a Cuba.

El contacto también se hizo como en una película de acción y tensión: John Scali, corresponsal de la cadena televisiva ABC en Washington recibió el llamado de Aleksander Fomin, asesor de prensa de la embajada soviética. Lo cita en un hotel. En realidad Fomin es un agente de la KGB llamado Feklisov. Él es quien le pide a Scali que haga saber a la Casa Blanca la oferta negociadora del Kremlin.

Pero había una condición más: el retiro de los misiles de Cuba se compensaría con el desmantelamiento de los misiles norteamericanos emplazados en Turquía que apuntaban hacia Moscú.

Fue entonces que Robert Kennedy jugo un papel clave para la resolución de la crisis de los misiles.

rfk y Dobrynin.jpg
Robert Kennedy prometió el compromiso de desmantelar en secreto los misiles norteamericanos en Turquía, la clave del acuerdo que evitó la guerra nuclear en 1962 (Foto: Archivo)

Robert Kennedy prometió el compromiso de desmantelar en secreto los misiles norteamericanos en Turquía, la clave del acuerdo que evitó la guerra nuclear en 1962 (Foto: Archivo)

Sábado negro

El 27 de octubre, dos episodios pudieron hacer estallar la guerra. Un avión de observación norteamericano salió en un sobrevuelo desde una base de Alaska. Salieron a su encuentro aviones MIG soviéticos. La velocidad del U-2 evitó un combate aéreo. Mc Namara, el jefe del pentágono estallo contra la torpeza de los militares que no preguntaron sobre la conveniencia de hacer ese vuelo. Al mismo tiempo, un misil antiaéreo derriba a un U-2 sobre Cuba. Esta vez, el sorprendido fue Kruschev. La decisión la tomaron militares rusos en Cuba sin consultar al Kremlin. Ambos líderes tuvieron que aceptar la lógica de la "teoría de los juegos", o ganan los dos o pierden ambos. Decidieron confiar que fueron dos torpezas de los uniformados.

kennedy anuncia acuerdo.jpg
Luego de 13 días de tensión mundial, John Kennedy anuncia el acuerdo con Nikita Kruschev (Foto: Archivo)

Luego de 13 días de tensión mundial, John Kennedy anuncia el acuerdo con Nikita Kruschev (Foto: Archivo)

Encuentro secreto en la embajada soviética

El presidente envió a su hermano a hablar personalmente con el embajador soviético, Anatoly Dobrynin. La reunión tuvo un punto clave. qué hacer con los misiles norteamericanos en Turquía. La promesa de no atacar cuba se haría públicamente y la URSS retiraría los misiles de Cuba. Pero no podía saberse nada, públicamente, sobre ese arsenal turco. Robert Kennedy le dijo al embajador que eran obsoletos y estaba previsto su reemplazo. En su lugar, le garantizaba que seis meses más tarde serían desmantelados. Pero sería el punto secreto de la crisis de los misiles.

Dobrynin quiso tener la seguridad por escrito.

-"Eso es imposible. Pero tiene mi palabra y eso es garantía suficiente", aseguró Robert Kennedy.

La crisis de los misiles estaba terminada.

El 20 de noviembre de 1962, se retornaba definitivamente a DEFCON 4. La paz estaba asegurada.

telefono rojo 2.jpg
El verdadero

El verdadero "teléfono rojo" surgido tras la crisis de los misiles: una máquina de télex para unir la Casa Blanca con el Kremlin (Foto: Archivo)

El valor agregado: El teléfono rojo

La crisis de los misiles demostró la urgencia de tener un contacto directo, inmediato entre Washington y Moscú. Así nació el "teléfono rojo". Una línea inmediata para tratar asuntos urgentes.

No es un teléfono de color rojo como se ha alimentado como mito durante décadas. Comenzó con un sistema de télex, con decodificación inmediata en ambos extremos de la línea. Que cruzaba el Atlántico desde Washington a Londres, pasaba por Suecia, Finlandia y finalmente llegaba a Moscú.

primer mensaje.jpg
el primer mensaje enviado por el

el primer mensaje enviado por el "teléfono Rojo", apeló a una forma clásica para verificar el funcionamiento del teclado con todas las letras del alfabeto inglés (Foto: Archivo)

El 30 de agosto de 1963, se inauguró con un primer mensaje que ya es clásico: "The quick brown fox jumps over the lazy dog " (El veloz zorro marrón salta sobre el perro perezoso). Utiliza las 26 letras del alfabeto para probar el funcionamiento de los teclados.

Paradójicamente, se usó por primera vez, de manera oficial para comunicar a Moscú el asesinato del presidente Kennedy el 22 de noviembre de 1963.

el telefono rojo.jpg
Un

Un "teléfono rojo", se guarda como símbolo en el museo de la Casa Blanca (Foto: Archivo)

Ahora, se reemplazó con una comunicación digital encriptada para mantener en secreto las conversaciones.

s