Pandemia

Ómicron: afirman que las vacunas conocidas son efectivas contra esa variante

Un nuevo estudio confirma que pese a la habilidad para ingresar e infectar en las células sanas la protección que brindan las vacunas son de gran efectividad.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Pese a que baja la respuesta

Pese a que baja la respuesta, las vacunas siguen siendo efectivas contra la variante Ómicron y posibilita revisar la necesidad de terceras dosis  (Foto: Archivo)

La inmunidad que proporcionan las vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson es efectiva contra la variante Ómicron, más allá de que su rendimiento baje en comparación con otras variantes del coronavirus. Es la conclusión mas importante y positiva de un nuevo trabajo científico presentado por la Escuela de Medicina de Harvard, en los Estados Unidos.

El nuevo trabajo aporta que "los datos demuestran que las vacunas actuales pueden proporcionar una protección considerable para prevenir la enfermedad grave por la variante Ómicron, pese a la reducción sustancial de las respuestas de los anticuerpos.

trabajo de harvard.jpg
Un estudio de Harvard ratifica que las vacunas son eficaces contra la variante Ómicron (Foto: Documento de la Escuela de Medicina de Harvard)

Un estudio de Harvard ratifica que las vacunas son eficaces contra la variante Ómicron (Foto: Documento de la Escuela de Medicina de Harvard)

Hasta aquí se daba como cierto que la variante Ómicron baja considerablemente la respuesta que ayuda a producir la vacuna, lo cual hace que aún personas vacunadas puedan infectarse, aunque de manera leve y sin riesgo vital.

Este nuevo informe que llega desde Harvard plantea un punto de vista diferente y más optimista. Ya son muchos los países que, ante los datos previos de la "habilidad" de Ómicron para ingresar en células sanas e infectarlas, iniciaron la aplicación de una tercera dosis. La Argentina es uno de los países que siguió la línea iniciada por Israel en este criterio.

Los científicos de Harvard dicen que las vacunas (con la dosis completa) protegen adecuadamente contra la posibilidad de desarrollar cuadros graves de la enfermedad.

Esto implica que tal vez no sea tan necesaria la aplicación de una tercera dosis para hacer frente de manera exitosa al riesgo de la variante Ómicron.

harvard school of medicine.jpg
Un estudio de Harvard ratifica las buenas noticias sobre las bajas consecuencias de la variante Ómicron ( Foto: Harvard School of Medicine)

Un estudio de Harvard ratifica las buenas noticias sobre las bajas consecuencias de la variante Ómicron ( Foto: Harvard School of Medicine)

Los beneficios de este cambio

Lo que se plantea como novedad desde Harvard es que aún con dos dosis, el ser humano resiste ante la variante Ómicron que se multiplica con una velocidad asombrosa. La otra consecuencia positiva es que si no hiciera falta aplicar con urgencia una tercera dosis, el mundo podría disponer de más vacunas para llegar a las naciones menos desarrolladas.

Las diferencias son abismales:

  • Portugal llega al 90% de su población vacunada con dos dosis.
  • La ciudad de Buenos Aires ya tiene al 85% de los porteños con el plan completo y ya va por la tercera dosis en el 21,1% de la población.
  • Todo el continente africano, apenas llega en conjunto al 9% con las vacunas completas.
  • Camerún, en donde se señala la reciente aparición de otra variante, la IHU, los vacunados bajan al 2,4% con el esquema total de inmunidad.

De tal manera que estos hallazgos científicos podrían ayudar a las autoridades de salud a decidir si es necesario cambiar las dosis de refuerzos o destinarlas a aumentar el nivel de vacunados en los sectores más desprovistos del planeta.

Se habló de
s