Coronavirus

Por Ómicron, una ciudad de Brasil decretó el toque de queda nocturno y la ley seca

Una ciudad cercana a São Paulo dispuso que todos los comercios, incluidos bares y restaurantes cierren sus puertas a las 23 horas y prohibió a toda hora la realización de actividades sociales, eventos y fiestas.
Por Ómicron

Por Ómicron, una ciudad de Brasil decretó el toque de queda nocturno y la ley seca

Por el avance de la variante Ómicron de coronavirus, la ciudad de Amparo, en el interior del estado de San Pablo, se convirtió en la primera a decretar hasta el 31 de enero el toque de queda nocturno con ley seca y restricciones a las reuniones sociales.

Amparo, a 123 kilómetros de la ciudad de São Paulo, dispuso que todos los comercios, incluidos bares y restaurantes cierren sus puertas a las 23 horas y prohibió a toda hora la realización de actividades sociales, eventos y fiestas.

"La realización de fiestas, eventos y reuniones, tanto en espacio público como privado de uso colectivo, con o sin acceso del público en general, no podrá ocurrir", sostuvo el decreto.

A su vez, se ha prohibido el consumo de bebidas alcohólicas a partir de las 23 en la vía pública y a esa hora deberán cerrar todos los establecimientos comerciales con atención al cliente presencial.

También la municipalidad de Amparo prohibió alquilar propiedades por temporada para evitar la llegada de turistas. La multa para quien viole la ley seca nocturna es de unos 300 dólares, mientras que el establecimiento que venda bebidas después de las 23 horas pagará el equivalente a casi 600 dólares.

La municipalidad de Amparo, ciudad de unos 73.000 habitantes, explicó que registró 194 casos de Covid-19 el jueves, un 1.112,5% más que una semana antes.

Más restricciones en Brasil por el avance de Ómicron

En las últimas horas, São Paulo, Rio de Janeiro y Salvador de Bahía coincidieron en la implementación de una fuerte iniciativa a raíz de la suba de casos de coronavirus, especialmente de la variante Ómicron. Las tres ciudades decidieron suspender los carnavales callejeros.

"Debido a la situación epidemiológica está cancelado el Carnaval de calle de São Paulo", informó el alcalde paulistano, Ricardo Nunes, en conferencia de prensa.

La ciudad de Sao Paulo, la mayor de América Latina con 12 millones de habitantes, tenía este año alrededor de 700 "blocos" o corsos musicales inscriptos, según consignó la agencia AFP.

Lo mismo sucedió en Rio de Janeiro, que anunció el martes que este año tampoco tendrá esta celebración callejera. Igualmente, las autoridades mantuvieron los emblemáticos desfiles previstos entre fines de febrero e inicios de marzo.

Se habló de
s