Guerra entre Rusia y Ucrania

Rusia intenta asfixiar el este de Ucrania: la "media hora de gracia" que le dará el ejército ruso a Mariúpol

Las fuerzas enviadas por Vladimir Putin ataca las regiones de Donetsk, Luhansk y Járkiv. Piden que resistencia ucraniana deponga las armas. "No pongan a prueba a la suerte", dijeron.
El presidente

El presidente, Volodimir Zelenski, dijo en un mensaje en video el lunes que una "parte significativa de todo el ejército ruso está ahora concentrada en esta ofensiva" que abarca un frente de más de 480 kilómetros.

"Los ocupantes hicieron un intento de romper nuestras defensas a lo largo de casi toda la línea del frente en las regiones de Donetsk, Luhansk y Járkiv”, apuntó el jefe del Estado Mayor de Ucrania.

El presidente, Volodimir Zelenski, dijo en un mensaje en video el lunes que una "parte significativa de todo el ejército ruso está ahora concentrada en esta ofensiva" que abarca un frente de más de 480 kilómetros, centrado en las regiones de Donbás de Donetsk y Luhansk.

Ataque ruso a un negocio de Leópolis, Ucrania.jpg
Los bomberos apagan un incendio después de un ataque aéreo en una tienda de neumáticos en Leópolis, Ucrania, el lunes 18 de abril de 2022. (Foto: AP)

Los bomberos apagan un incendio después de un ataque aéreo en una tienda de neumáticos en Leópolis, Ucrania, el lunes 18 de abril de 2022. (Foto: AP)

En paralelo, el ejército ruso le pidió a todos los militares ucranianos que "depongan las armas" inmediatamente y lanzó un ultimátum a quienes defienden la ciudad de Mariúpol. "No pongan a prueba a la suerte, tomen la decisión correcta, la de poner fin a las operaciones militares", dijo el Ministerio de Defensa ruso.

"Nos dirigimos a todos los militares del ejército ucraniano y a los mercenarios extranjeros: les espera un destino poco envidiable debido al cinismo de las autoridades de Kiev", insistió el Ministerio ruso, según reprodujeron las agencias AFP y Sputnik.

Alto al fuego para que Mariúpol se rinda ante Rusia

El ejército ruso propuso un alto el fuego para que entre las "14 (las 8 en la Argentina) y las 16 (las 10), hora de Moscú, todas las unidades del ejército ucraniano sin excepción y todos los mercenarios extranjeros salgan (de Azovstal) sin armas ni municiones".

"Pedimos a las autoridades de Kiev que hagan gala de sentido común y den la orden a los combatientes de poner fin a su insensata resistencia", dijo el Ministerio ruso de Defensa.

Desde el inicio del asedio a esta ciudad portuaria estratégica a principios de marzo, Rusia ha pedido en varias ocasiones a las fuerzas ucranianas que depongan las armas. La semana pasada, más de 1.000 soldados ucranianos se rindieron en Mariúpol, pero otros centenares siguen atrincherados en la inmensa fábrica de Azovstal, desde donde responden a los ataques de las fuerzas rusas.

Un canal de comunicación de "media hora" para la rendición

El jefe del Centro Nacional de Gestión de Defensa ruso, Mijaíl Mizintsev, explicó que el Ministerio de Defensa ruso elaboró un algoritmo de rendición de las tropas enemigas, según el cual a las 13 hora local se establecerá un canal de comunicación continuo entre las partes para el intercambio de información.

Media hora después se declarará un régimen de silencio, cuyo inicio estará marcado por el izamiento de banderas rojas del lado ruso y banderas blancas del lado ucraniano. "De las 14 a las 16, según lo previsto, los militares ucranianos y los mercenarios extranjeros deben deponer las armas y rendirse", detalló Sputnik.

Mizintsev insistió que a todos los que se rindan se les garantiza la conservación de la vida.

s