Pandemia

San Pablo entra en "estado de emergencia" por el Covid-19

Las restricciones incluyen el toque de queda para reducir las internaciones en terapia intensiva y evitar el colapso sanitario en el estado más grande del país.
por Roberto Adrián Maidana | 12 de marzo de 2021 - 07:30
San Pablo

San Pablo, en estado de emergencia para evitar el colapso sanitario

San Pablo tomó nuevas medidas más restrictivas ante la grave crisis sanitaria por el COVID-19 que padece en Brasil. El estado más importante del país, en términos económicos y demográficos, se encuentra luchando por no llegar al colapso sanitario. Los recursos hospitalarios y el personal médico no dan abasto para combatir esta ola de la pandemia, agravada por la incidencia del la variante que llegó desde el Amazonas, mucho más agresiva y contagiosa.

Al borde del colapso

La camas de terapia intensiva llegaron al 100% de ocupación en los mayores hospitales de San Pablo. En total, el principal estado brasileño tiene una ocupación hospitalaria del 87%. Para demostrar la velocidad de los contagios basta este solo dato: el 17 de febrero, hace menos de un mes, la ocupación de las UTI era del 66%.

san pablo aislamiento.jpg
Durante 15 días regirá el toque de queda en San Pablo. (Foto: AP)

Durante 15 días regirá el toque de queda en San Pablo. (Foto: AP)

Además, el personal sanitarista también esta próximo a la saturación. Entre las enfermedades y muertes, el estrés y el cansancio extremo, comienzan a faltar médicos y personal de salud en general en los hospitales. No hay cómo completar los turnos en salas de emergencia las 24 horas.

Qué significa el "estado de emergencia"

El gobernador Joao Doria decidió elevar aún más el nivel de alarma. Pasó de alerta roja a estado de emergencia. Esto implica el cese de actividades presenciales (salvo las esenciales), como la celebración de todos los cultos religiosos, el funcionamiento de oficinas y los comercios, además de las clases, aunque se mantendrán abierta las escuelas para apoyo y comedores. Hasta el fútbol dio marcha atrás. Se suspendió el campeonato paulista que, por supuesto, se venía desarrollando sin público en los estadios.

La medida se complementa con el toque de queda nocturno.

Todo este paquete de emergencia, para evitar el colapso sanitario, se extenderá desde el próximo 15 de marzo hasta fin de mes.

Críticas a Bolsonaro por su acción frente a la pandemia

"Hay riesgo real de colapso y no tenemos una coordinación nacional de la pandemia", dijo el gobernador paulista para justificar todas estás medidas más duras, que suponen nuevos aislamientos para los 44 millones de habitantes del estado (población similar a la de toda la Argentina).

Así, volvió a diferenciarse del presidente brasileño Jair Bolsonaro por su conducta desde el inicio de la pandemia. El mandatario minimizó siempre los alcances de virus, al que tildó de "gripezinha" y nunca quiso detener el ritmo económico del país. A pesar de que el mismo se contagió de COVID-19.

También se sumó a las críticas el ministro de salud del estado, Jean Gorinchteyn. Dijo que el 50% de la ocupación hospitalaria es de personas menores de 50 años y pidió usar barbijo y evitar aglomeraciones. Todas medidas que, desde Brasilia, desalienta permanentemente el presidente.

Jair bolsonaro.jpg
Jair Bolsonaro volvió a criticar al gobernador de San Pablo por decretar el estado de emergencia (Foto: AP)

Jair Bolsonaro volvió a criticar al gobernador de San Pablo por decretar el estado de emergencia (Foto: AP)

Bolsonaro, inconmovible, pese a todo

Ni la crisis sanitaria ni los récords de muertes diarias parecen impactar en el presidente. Solo las últimas declaraciones de Lula sobre prevención ante la enfermedad y la importancia de las vacunas hicieron que Bolsonaro haga recomendaciones en cuentagotas.

"El gobernador dice que no, pero lo que ha hecho es decretar el estado de sitio en San Pablo", criticó Bolsonaro.

Ante las medidas tomadas por Doria, el presidente se presentó como el "garante de las libertades y la democracia". El mandatario dijo que las medidas de emergencia solo buscan "oprimir, humillar y quebrar la economía nacional".

En el país sudamericano con más casos de muertos y contagios, con récords diarios por la pandemia, San Pablo superó los 60.000 muertos y tuvo 469 en solo un día.