La mentirita

Implicado en otro crimen en Bélgica, el sospechoso del caso Maddie guarda silencio

Implicado en otro crimen en Bélgica, el sospechoso del caso Maddie guarda silencio

El nuevo sospechoso por la desaparición de Maddie McCann hace 13 años decidió permanecer en silencio. Así lo comunicaron los defensores de este ciudadano alemán de 43 años.

"Christian B. no habla por el momento sobre este caso y les pedimos que comprendan que nosotros, como defensores, tampoco hablamos", explicó el abogado Friedrich Fülscher a una cadena de información alemana.

La policía alemana anunció el miércoles pasado que estaba Christian B., como lo llama la policía germana, cumple una condena por tráfico de drogas en la cárcel de Kiel, en el norte de Alemania.

Embed
El vocero de la fiscalía alemana ratificó que el sospechoso sigue detenido (Foto: AFP)
El vocero de la fiscalía alemana ratificó que el sospechoso sigue detenido (Foto: AFP)

Desde hace 10 días, este hombre es investigado como posible autor de la desaparición de Madeleine McCann, en Portugal, cuando tenía apenas 3 años. Está calificado como un pederasta reincidente y aislado en una celda por razones de seguridad.

La policía llegó hasta él porque en Portugal hubo un caso de abuso pocos meses antes de la desaparición de Maddie. Christian B. fue acusado por ese delito.

El alemán ya fue condenado en varias ocasiones por violencia sexual a menores. La policía de su país cree que en 2007 habría entrado en el apartamento de los McCann para robar, pero cuando estaba adentro decidió llevarse a la pequeña, que jamás apareció.

Embed
El hotel portugués donde desapareció Maddie en 2007(Foto: AFP)
El hotel portugués donde desapareció Maddie en 2007(Foto: AFP)

Otro caso, en Bélgica

Embed
En Bélgica reabrieron un caso contra el sospechoso de llevarse a Maddie (Foto: AFP)
En Bélgica reabrieron un caso contra el sospechoso de llevarse a Maddie (Foto: AFP)

Por su parte, la justicia belga reabrió la investigación sobre el asesinato de una adolescente alemana en 1996. El caso, afirman, puede tener un vínculo con Christian B, según aprecia la fiscalía de la ciudad de Brujas.

En julio de 1996, Carola Titze, de 16 años, fue hallada muerta en la costa belga con el cuerpo mutilado. La fiscalía de Brujas "reabre en efecto el caso relativo a este asesinato" porque encuentra similitudes con lo que sería el "modus operandi" de este sospechoso alemán.