Día Mundial contra la Depresión

Tras la pandemia de coronavirus, un estudio alertó sobre el alto nivel de depresión en el personal sanitario de la región

Once países de América Latina presenta "elevadas tasas" de síntomas depresivos que al menos en parte pueden ser atribuidos a la falta de políticas específicas.
Tras padecer Covid-19: un 46

Tras padecer Covid-19: un 46,3% aseguró que su atención empeoró y el 43,1% que fue su memoria la afectada.

Este jueves 13 de enero, se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión, con el objetivo de concientizar sobre la problemática, ya que reconocer los síntomas y buscar ayuda son acciones imprescindibles. En este marco, se conoció el dato de que el personal sanitario de 11 países de América Latina presenta "elevadas tasas" de síntomas depresivos que al menos en parte pueden ser atribuidos a la falta de políticas específicas para proteger la salud mental del sector durante la pandemia de coronavirus.

El concepto surge de un estudio publicado este jueves por la agencia regional de la OMS, bajo el título Health Care Workers Study (HEROES).

El documento revela que entre el 14,7% y el 22% del personal de salud consultado en 2020 presentó síntomas que permitían sospechar un episodio depresivo.

Según detalló la Organización Panamericana de la Salud (OPS) –el brazo regional de la OMS- en un comunicado, el estudio fue llevado a cabo por las universidades de Chile y Columbia en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Bolivia, Guatemala, México, Perú, Puerto Rico, Venezuela y Uruguay.

Depresión posparto

¿Cuál es el principal desencadentante señalado por el estudio?

"La pandemia aumentó el estrés, la ansiedad y la depresión de los trabajadores de la salud y dejó al descubierto que los países no han desarrollado políticas específicas para proteger su salud mental", consideró Rubén Alvarado, investigador de la Universidad de Chile.

En algunos países solo recibieron atención psicológica cerca de un tercio de quienes dijeron necesitarla, añadió el comunicado.

"La pandemia evidenció el desgaste del personal de salud y en los países en los que el sistema de salud colapsó, el personal sufrió jornadas extenuantes y dilemas éticos que impactaron en su salud mental", afirmó el director del Departamento de Enfermedades no Transmisibles y Salud Mental de la OPS, Anselm Hennis.

La salud mental del personal se vio afectada, entre otros motivos, por la necesidad de apoyo emocional y económico, la preocupación por la chance de contagiar a los familiares, los conflictos con los parientes de las personas afectadas y los cambios en las funciones laborales, señala el estudio.

Se habló de
s