Corona británica

Tras su reaparición, otro escándalo sacude la vida de Kate Middleton

La London Clinic tiene gran prestigio y es el lugar elegido para atender a los integrantes de la Casa Real. Pero hay una investigación interna y judicial porque un empleado intentó acceder a la historia clínica de la princesa.

Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
La historía clínica de Kate Middleton

La historía clínica de Kate Middleton, otro escándalo en la corona británica (Foto: A24.com).

Eso constituye un delito en cualquier parte del mundo. Pero además, el caso daña especialmente a ese establecimiento, que a partir de su prestigio de excelencia es el lugar elegido por la realeza británica para tratar a sus integrantes.

Embed

Escándalo por la historia clínica de Kate Middleton

Un parte oficial emitido el 18 de enero por el palacio de Kensington anunció una operación programada a Kate Middleton. Se trataba de una "cirugía abdominal". No hubo más detalles, jamás. Ni siquiera ahora, que por fin pudo verse a la princesa caminando, mucho más delgada, pero sonriendo y moviéndose con normalidad.

Por lo tanto, esta noticia sacude a la corona, a la clínica y a Gran Bretaña. Alguien intentó conocer la historia clínica de la princesa. Pero no fue un periodista o una persona desconocida. Fue alguien que trabaja a diario en la "London Clinic".

dos tapas con dos temas diferentes sobre Kate.jpg
La misma foto para dos noticias. La buena: Kate y su primera aparición. La mala: el intento de acceder a su historia clínica (Foto: A24.com).

La misma foto para dos noticias. La buena: Kate y su primera aparición. La mala: el intento de acceder a su historia clínica (Foto: A24.com).

La historia clínica es una ficha personal de un paciente en el que constan todos los procesos médicos por los que ha atravesado. Desde controles de rutina hasta enfermedades graves y operaciones. Por lo tanto, es absolutamente confidencial. Solo puede ser conocido por los profesionales que intervienen en cada oportunidad que sea necesaria. No pueden compartir los datos y, por supuesto, mucho menos darlos a conocer públicamente. Es un delito grave.

the london clinic frente.jpg
Durante los días de internación de Kate Middleton había policías, pero el intento de filtración vino desde adentro (Foto: gentileza The Sun).

Durante los días de internación de Kate Middleton había policías, pero el intento de filtración vino desde adentro (Foto: gentileza The Sun).

La London Clinic es considerada como la "clínica de la realeza británica". Basta el ejemplo más reciente: allí estuvieron internados, al mismo tiempo, Kate Middleton y el mismísimo rey Carlos III. Por eso, para ese centro de salud, el tema puede significar una total pérdida de respeto y confianza.

Las autoridades del centro médico se pusieron en contacto de inmediato con el Palacio de Kensington, que se ocupa de los asuntos de los príncipes de Gales, y garantizaron una completa investigación interna para hallar al empleado infiel. Todos los datos, además, ya fueron enviados a la Justicia para que intervenga. También tomó el caso la ICO (Information Comissioner's Office), la agencia oficial que vela por la seguridad de los datos de las personas.

El diario Mirror, quien divulgó este nuevo escándalo, aseguró que una fuente interna de la Clínica dijo: "Se trata de una violación de seguridad importante e increíblemente perjudicial para el hospital, dada su reputación intachable por tratar a miembros de la Familia Real".

london clinic habitación.jpg
Una de las habitaciones de la London Clinic. (Foto: Gentileza The Mirror)

Una de las habitaciones de la London Clinic. (Foto: Gentileza The Mirror)

Quién quiso conocer la historia clínica de Kate

El Mirror dice -con fuentes exclusivas de la London Clinic- que al menos un miembro del personal fue sorprendido intentando acceder a la historia de la princesa de 42 años. Como todos están ahora bajo sospecha, el personal médico quedó completamente conmocionado y angustiado por las acusaciones. Son los que llevaron adelante la operación y recuperación de la princesa Kate. Para ellos es un enorme desprestigio si se descubriera que un "colega pueda ser el responsable de tal violación a la confianza y la ética”.

La clínica asegura ser la primera interesada en hallar al responsable. Con 56 habitaciones, se inauguró en 1932 y también tuvo como pacientes a la propia Isabel II; a su esposo, el príncipe Philip; y a la princesa Margarita (hermana de la reina). Además, estuvieron allí varios primeros ministros británicos y el presidente norteamericano John F. Kennedy.