alarma

Quién era el turista que murió queriendo evangelizar a la tribu más remota del mundo

Quién era el turista que murió queriendo evangelizar a la tribu más remota del mundo

Qué pasó. John Allen Chau de 27 años quiso evangelizar a la tribu de sentineleses y murió alcanzado por unas flechas. El joven -oriundo de Vancouver- estado de Washington, amaba recorrer el mundo y se consideraba un misionero de la fe cristiana. Por eso al enterarse de la tribu no dudó en ir a intentar convertirlos pero murió en el intento.

"Mi nombre es John. ¡Los quiero y Jesús los ama (...) Aquí tienen un poco de pescado!", exclamó John Allen Chau a dos aborígenes cuando se acercó por primera vez a la isla Sentinel del Norte, según publicó The Washington Post en el diario íntimo que le encontraron.

 Embed      

La tribu es conocida por su hostilidad y porque no les gusta que nadie se les acerque, entonces respondieron a flechazos. Chau corrió y llegó nadando hasta el barco de pescadores que lo había traído. "íNo quiero morir!", escribió después en mayúsculas en su diario íntimo. "Podría volver a Estados Unidos porque me parece que quedarse aquí significa una muerte segura", anotó. Su biblia había sido alcanzada por una de las flechas.

Chau era de recorrer muchos lugares y cuenta de eso es su cuenta de Instagram que está repleto de imágenes de sus viajes. Allí reveló que estuvo preparando el proyecto de evangelización desde hacía tiempo, en secreto y "en nombre de Dios".

 Embed      

El gobierno de India tiene prohibido por ley, con penas de hasta 3 años de cárcel, acercarse a menos de cinco kilómetros de la isla, así como fotografiar o filmar esta comunidad.

"Ustedes quizás piensen que estoy loco por hacer todo esto pero yo creo que vale la pena proclamar a Jesús a esta gente. No es en vano las vidas eternas de esta tribu están al alcance de la mano y estoy impaciente para verlos adorar a Dios en su propio lenguaje", escribió en referencia a los versículos de la Apocalipsis (7, 9-10).

 Embed      

"¿Por qué este hermoso lugar tiene que tener tanta muerte aquí? Espero que esta no sea una de mis últimas notas, pero si lo es, que 'para Dios sea la Gloria'", concluyó y poco después de escribir esto fue asesinado.

Los pescadores que lo transportaron ilegalmente hasta la isla se quedaron frente a la costa. Desde allí pudieron ver como cayeron sobre él una lluvia de flechas pero continuó andando. Tras herirlo le pasaron una soga alrededor del cuello y arrastraron su cuerpo. Horas después, los pescadores vieron su cuerpo semi enterrado en una playa, según difundió el canal indio NDTV.

 Embed      
s