Impactante

Un giro inesperado en el caso Madeleine McCann: la confesión que lo cambia todo

La chica polaca admitió, tras varias semanas de popularidad e incertidumbre, que no es la pequeña que desapareció en 2007.
Un giro inesperado en el caso Madeleine McCann: la confesión que lo cambia todo
Un giro inesperado en el caso Madeleine McCann: la confesión que lo cambia todo

La historia de Julia Wendell, la joven que cree ser Madeleine McCann, no sólo dio la vuelta al mundo sino que, también, en las últimas semanas ocupó un lugar central en portadas de diarios y sitios digitales.

Es que la chica polaca de 21 años abrió una cuenta en Instagram (@iammadeleinemccann) para intentar demostrar que ella es la niña que desapareció en Praia da Luz, Portugal, el 3 de mayo de 2007.

En muy pocos días, Julia Wendell consiguió reunir más de 1 millón de seguidores en su cuenta de la red social y consolidó un séquito de fans que la ayudaron a justificar su creencia de ser Madeleine.

A lo largo de estas últimas semanas, la joven recopiló y publicó todo tipo de pruebas y evidencias que la emparejaban con la familia McCann: fotos donde se ve el parecido físico, gestos, datos que no entiende sobre su niñez, etc.

En varias ocasiones, Julia declaró que sospechaba que era la pequeña Maddie debido a la falta de información que tiene sobre su infancia, así como a la negativa de sus padres de responder a ciertas preguntas, a hacerse una prueba de ADN o darle la partida de nacimiento, entre otras cosas.

En este contexto, y ante el revuelo que se formó en la prensa, la familia de la joven salió a desmentir a su propia hija y confesó que la chica ha sufrido mucho en su vida, por lo que debería estar medicándose.

Además, aclaró que está desesperada por conseguir fama y popularidad, pero que sabe a ciencia cierta que no es Madeleine McCann.

Los familiares también se preocuparon de desmentir algunos datos como el tema de la partida de nacimiento, ya que sí que se la dieron a la chica. Además, explicaron que ellos tienen todo tipo de pruebas del pasado de la joven polaca, desde fotos y vídeos a ropa y recuerdos.

Terminaron diciendo que ellos no pueden hacer mucho más, ya que Julia vive fuera de la casa familiar, pero que están muy preocupados por el estado de la joven cuando la verdad salga a la luz.

Ante la sorpresa de millones de personas, Julia Wendell admitió, tímidamente, este viernes 3 de marzo, que ''quizás no es Madeleine McCann''.

Lo hizoen un vivo de Instagram junto a su representante legal, la médium Fia Johansson. Pese a no estar seguras, las dos afirmaron que tienen ''evidencias'' de que en la vida de Julia ha pasado algo ''muy grave'', lo que confirmaría que si bien no es Madeleine, sería otra chica raptada.

La vidente dejó claro que para que se pueda iniciar una investigación policial en Polonia la orden tiene que llegar desde Portugal y que, pese a los intentos de la joven por hacerse una prueba de ADN con su familia actual, sus familiares han contestado bloqueándola en todas las redes sociales.

Es por eso que Julia se realizó una prueba de ADN para confirmar -o no- si es Livia Schepp, una pequeña suiza que desapareció en 2011 con su gemela Alessia, de seis años.

FUENTE: La Vanguardia y Clarín
Se habló de