Rompió el silencio

Las variantes del Covid-19 ya afectan la libre circulación dentro de la Unión Europea

por Roberto Maidana | 17 de feb de 2021 - 10:13
Las variantes del Covid-19 ya afectan la libre circulación dentro de la Unión Europea

Es otro efecto de la "segunda ola" y las mutaciones del coronavirus en Europa. La libre circulación entre los 26 países de la Unión Europea, conocida como la "zona Schengen", está otra vez limitada por los contagios.

Uno de los primeros países que reimpuso controles fronterizos fue Alemania. El gobierno de Angela Merkel dispuso que haya nuevamente controles de vehículos y de personas que llegan desde Austria y la República Checa.

La medida entró en vigencia el pasado domingo y puede disparar un efecto dominó en otros países de la Europa comunitaria.

Preocupación del Consejo Europeo

Con sede en Bruselas, Bélgica, el Consejo de Europa volvió a manifestar su preocupación por el retorno de los controles en las fronteras, algo que alteró la vida de millones de personas en la primera ola de la pandemia.

Mantener la libre circulación de los trabajadores esenciales y las mercaderías es fundamental para no deteriorar aún más la economía de los países, dice la autoridad comunitaria.

El "efecto contagio"

Alemania no es el único caso. Finlandia, Hungría, Bélgica, Austria, España, Noruega y Portugal también aplican algún tipo de control, que puso otra vez límites a la libre circulación.

 Embed      
Alemania controla en ingreso desde Austria y la República Checa (Foto: AP).
Alemania controla en ingreso desde Austria y la República Checa (Foto: AP).

La Comisión Europea sigue atentamente que las medidas no pasen de la exigencia que plantea la emergencia sanitaria. En otras palabras: que no acaben por frenar la libre circulación entre países, como ya sucedió en el segundo trimestre del año pasado.

Alemania impuso en su propio territorio medidas de aislamiento o cierres, como los comercios no esenciales, ante el aumento de contagios con la llegada del otoño. Ahora, esta restricción rige para los cruces con Austria y la República Checa.

La justificación es sanitaria. Los contagios en territorio alemán están disminuyendo, mientras que en la República Checa, por ejemplo, la proporción de nuevos casos es siete veces mayor.

Sin embargo, el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, aseguró este lunes que la medida es “extraordinaria”.

Mientras tanto, sigue la discusión por un posible "pasaporte sanitario", un certificado de vacunación de alcance europeo que facilite el movimiento de ciudadanos entre los países del bloque comunitario.