Ciencia y Espacio

Video: un cohete de la NASA impactó con un asteroide para desviar su curso

La misión DART de la NASA chocó con el asteroide Dimorfos. Una prueba para proteger en el futuro a nuestro planeta de posibles colisiones de objetos espaciales.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
El asteroide dimorfos

El asteroide dimorfos, elegido para una prueba de intento de desvío de su órbita, probada por la NASA (Foto: NASA)

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

Los gritos y aplausos de los expertos de la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio) marcaron el éxito de la prueba. La misión DART (Double Asteroide Redirection Test, en inglés) de la NASA consistió en hacer estallar un cohete contra su superficie para ver si es posible cambiar una trayectoria de impacto contra la Tierra.

El objetivo final es incorporar esta tecnología de avanzada para proteger a nuestro planeta de cuerpos celestes que puedan ser una amenaza por un eventual rumbo de colisión.

Embed

Video: la misión DART, para proteger al planeta Tierra

La misión de prueba tuvo un costo de 300 millones de dólares. Implicó que un cohete viajara por el espacio durante 10 meses con el objetivo de impactar contra un asteroide llamado Dimorfos, que está ubicado a 11 millones de kilómetros de nuestro planeta.

El objetivo fue probar un novedoso sistema de defensa para nuestro hogar en el Universo. Si un cuerpo celeste ingresara en la trayectoria orbital de la Tierra, se utilizaría un cohete para estrellarlo contra su superficie y sacarlo de esa órbita peligrosa para la vida en nuestro planeta.

En la NASA celebraron el éxito de la prueba. A las 20.14 (hora argentina del lunes) la misión DART impactó con éxito en su objetivo y se cumplió así el primer intento de mover el asteroide en el espacio.

“En esencia, DART representa un éxito sin precedentes para la defensa planetaria, pero también es una misión de unidad con un beneficio real para toda la humanidad”, dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson.

"A medida que la NASA estudia el cosmos y nuestro planeta de origen, también estamos trabajando para proteger ese hogar, y esta colaboración internacional convirtió la ciencia ficción en un hecho científico, demostrando una forma de proteger la Tierra".

Una prueba exitosa para la NASA

El asteroide Dimorfos no representaba ninguna amenaza para la Tierra. Por eso se lo eligió para esta delicada prueba. No había riesgo alguno y se usó para comprobar si esta técnica - cambiar la trayectoria de un asteroide mediante el impacto de un cohete- es un método idóneo para proteger a la Tierra.

"Solo un pequeño cambio en su velocidad es todo lo que necesitamos para hacer una diferencia significativa en el camino que recorre un asteroide", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica en la sede de la NASA.

dart superficie impactada.jpg
La superficie del asteroide Dimorfos, a donde la misión DART de la NASA probó hacer estallar un cohete para evitar que cuerpos celestes puedan entrar en rumbo de colisión con la Tierra (Foto: NASA)

La superficie del asteroide Dimorfos, a donde la misión DART de la NASA probó hacer estallar un cohete para evitar que cuerpos celestes puedan entrar en rumbo de colisión con la Tierra (Foto: NASA)

"A medida que la NASA estudia el cosmos y nuestro planeta de origen, también estamos trabajando para proteger ese hogar, y esta colaboración internacional convirtió la ciencia ficción en un hecho científico, demostrando una forma de proteger la Tierra", dijo Bill Nelson en nombre de la NASA.

Con la ayuda del telescopio Webb y las mediciones de enorme precisión se podrá determinar si efectivamente, el impacto que fue exitoso, logró cambiar la trayectoria del asteroide.

Se habló de
s