Renunció a su trabajo y le dejó una fuerte carta a su jefe

Una empleada de limpieza trabajó durante más de tres décadas en un banco y, antes de irse, le dijo, entre otras cosas, "agresivo y cruel" al gerente.
Una mujer renunció y le dejó una carta a su jefe criticando sus malos tratos. 

Una mujer renunció y le dejó una carta a su jefe criticando sus malos tratos. 

Después de 35 años de servicio, una mujer renunció a su puesto de empleada de limpieza en un banco, pero, antes de irse, decidió dejarle una lapidaria carta a su jefe. En ella, calificó el trato de su superior como “agresivo y cruel”.

Lo cierto es que, no todo el mundo tiene la fortuna de entablar una buena relación con sus superiores y deben limitarse a cumplir con sus tareas para poder cobrar su salario. Aparentemente, este es el caso de esta empleada que tomó la decisión renunciar a su trabajo y escribirle una carta a su jefe para decirle todo lo que sentía. En su último día laboral, dejó la nota en el escritorio de este hombre para incentivarlo a ser más amable y a tratar con más respeto a la gente.

Antes de irse, la mujer le sacó una foto a la carta y su hijo la compartió en Twitter, red social donde se hizo viral. “Y esto es por lo que quiero a mi madre. Estuvo limpiando bancos durante 35 años y hoy se fue con esta bonita nota, para su horrible gerente”, escribió el chico y agregó: “Feliz jubilación mamá, siempre ríes última, ¿eh?”.

Según se observa en la fotografía, la carta de la mujer comienza diciendo: “Hola señoritas, mañana va a ser mi última limpieza. Estuve preparando un balde con materiales de limpieza para la empleada que me reemplace, sea quien sea”. Y continúa: “Dejé el trabajo (nombre del gerente) después de la forma en la que me trataste en la oficina, no fuiste más que agresivo y cruel, pero eso es un reflejo de tu carácter, no del mío”.

“Así que, de ahora en adelante, por favor, recordá que en un mundo en el que podés ser cualquier cosa, sé amable. Porque todos no son mejores que la persona que limpia”, cerró la mujer.

Miles de personas indicaron que les había gustado el tweet y algunos lo comentaron felicitando a la mujer por lo que había hecho, contando experiencias personales y haciendo un juicio de valor en relación al vínculo entre jefes y empleados.

Uno de los usuarios de Twitter comentó: “Nunca entendí por qué la gente cree que lo que hace para ganarse la vida refleja su importancia. Me educaron para creer que un trabajo es un trabajo y que cualquiera que se levante y vaya a trabajar merece el mismo respeto, tanto si recoge la basura como si dirige la empresa. ¡Bien por tu madre! ¡Respeto!”.

Se habló de