Violencia de género

Abuso sexual en el fútbol femenino: condenaron a 6 años de prisión a ex DT de Central Norte de Tucumán

Declararon culpable a Emanuel Díaz Pinto, ex DT de Central Norte de Tucumán, por abuso sexual ocurrido a principios de 2021. Los detalles.
En Tucumán exigieron justicia tras el abuso sexual.

En Tucumán exigieron justicia tras el abuso sexual.

La justicia tucumana condenó a seis años y medio de cárcel a Emanuel Díaz Pinto, exdirector técnico de fútbol femenino del Club Central Norte, por el abuso sexual de una jugadora. El hecho ocurrió en enero del año pasado mientras se desempeñaba en ese rol dentro del club.

La condena contra Díaz Pinto, de 33 años, fue dictaminada este martes por la jueza tucumana Fanny Siriani, quien encontró al ex DT culpable por el “abuso sexual doblemente agravado de una jugadora de Futsal. Díaz Pinto podrá esperar en libertad hasta que la sentencia quede firme.

DT culpable de abuso sexual: los detalles de la causa

La fiscal Adriana Reinoso Cuello, a cargo de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual Nº 1, había solicitado 8 años de prisión para el acusado, mientras que la abogada querellante había pedido una pena de 13 años.

Según informaron fuentes judiciales, el abuso sexual ocurrió en enero de 2021 cuando, luego de un torneo, las jugadoras junto a otros futbolistas del club fueron a la casa de uno de ellos a festejar. Allí, Díaz Pinto abusó sexualmente de la joven denunciante.

A lo largo del debate, que comenzó el 27 de julio pasado “se presentaron como pruebas pericias físicas y psicológicas realizadas a la víctima y declaraciones de testigos que asistían al club, algunas de ellas, chicas menores, realizadas en cámara Gesel”, contó Gómez Rosselló, abogada de la jugadora abusada.

La abogada admitió que “resultó complicado poder conseguir testimonios ya que la mayoría de los testigos al momento de los hechos tenían entre 17 y 23 años. Sin embargo, fueron 15 personas las que brindaron testimonio”, contó.

image.png

Y agregó: “Díaz Pinto ocupaba un lugar de poder en el club, lo cual agravaba la situación de intimidación y las asimetrías. El imputado utilizó esta influencia para ocultar pruebas, instalar versiones falsas y deslegitimar a la víctima”.

Tras escuchar el fallo, la abogada de la jugadora se mostró conforme con el veredicto. “ Las pruebas pudieron acreditar que los hechos ocurrieron y que fueron exactamente como la denunciante los relató”, sostuvo.

La letrada consideró que “las condenas son reparatorias para las víctimas y “en este caso es efectiva”, aunque el tiempo sea menor al que se había pedido.

“Es lamentable lo que sucedió y que personas tan jóvenes hayan tenido que atravesar por un proceso penal (en referencia a la víctima y los testigos); el condenado no solo dañó a la denunciante sino también a todo un espacio de contención social como es club y provocó una importante deserción”, concluyó.

Se habló de
s