Fútbol argentino

Boca tiene el fixture más extenso de todos: juega y pelea contra el mundo

El VAR, la Conmebol, La Liga Profesional, Tinelli, la AFA, los otros clubes. El club siente que todos están en su contra.
Hugo Balassone
por Hugo Balassone |
El mundo contra Boca.

El mundo contra Boca.

El mundo contra Boca. El VAR contra Boca. La Conmebol contra Boca. La Liga contra Boca. Tinelli contra Boca. La AFA contra Boca. Los demás clubes contra Boca. Todos contra Boca. Pasó de víctima a victimario.

Desde el escándalo en Belo Horizonte que lo dejó sin Copa y con una noche de insomnio literal, el plantel xeneize vive horas de incertidumbre.

Desde el consulado argentino en Brasil le pedían que permanezcan 12 horas en el micro mientras indagaban a los imputados por la gresca posterior al partido. Pero al llegar al país, el Ministerio de Salud interpretó que se había roto la burbuja sanitaria en el enfrentamiento con las fuerzas policiales.

Desde ese momento, el plantel de Boca guarda aislamiento por 7 días, y se desata una guerra entre los dirigentes del fútbol argentino con no sabemos cómo termina.

Boca dice que Tinelli le prometió que iban a postergar. Luego la Liga Profesional aduce un rechazo total del resto de la dirigencia de Primera División, y que debe presentarse con el equipo que pueda. Si juega con los pibes, habría 8 debut más Cardona.

La Liga Profesional está presidida por Tinelli y representa un conflicto de intereses donde se mezcla sus antipatías manifiestas con Jorge Ameal y la sospecha que pretende beneficiar a San Lorenzo, siguiente rival de Boca el próximo martes.

Alguna vez el anterior presidente de Boca, Daniel Angelici eligió no apoyar a Tinelli en la fallida elección del 38-38 al entender que el hincha de Boca le advertía sobre el encono manifiesto del conductor contra el club de la Ribera.

La Liga Profesional impone a Boca, si el ministerio de Salud no le aprueba el corredor sanitario, jugar el sábado. Los demás clubes no separan que la cuestión que vivió el plantel de Boca luego del partido frente a Mineiro deba ser tomada excepcionalmente.

Boca se diferencia de los casos de brotes de COVID que diezmaron a varios equipos. No padece contagios. Queda a expensas de interpretaciones de las autoridades sanitarias. Pero los demás clubes, no sólo hicieron silencio con los perjuicios arbitrales sufridos por el Xeneize en Brasil (tampoco podía pretenderse solidaridad cuando el propio Boca no suele tener esos gestos con otros equipos argentinos afectados) sino que se oponen a que Boca pretenda jugar con el plantel principal.

La AFA de Tapia, a la que esta dirigencia de Boca reconoce como autoridad, no intervino. Y en Boca no gustó esa indiferencia.

Será por cuestiones históricas donde Boca hizo ostentación y abuso de poder para con los demás. Será por una organización del fútbol que Boca no reconoce y que no hará nada por solucionarle problemas. Será por esta gestión que no cae simpática en el resto del arco dirigencial del fútbol. Será porque esperan la caída estrepitosa de Boca. Será por eso que en estas horas Boca siente que el mundo está en su contra.

Solo la luz verde para continuar con hisopados en corredor sanitario, le permitirá jugar con normalidad. Pero las secuelas en una hipótesis de conflicto permanente sigue latente.

Se habló de
s