ESCÁNDALO EN EL FÚTBOL ARGENTINO

Un futbolista denunció haber sido agredido por dirigentes: terminó detenido y con su muñeca fracturada

A través de sus redes sociales, un futbolista relató el momento en el que un grupo de hinchas y dirigentes lo agredió. "Temí por mi vida", aseguró.
Ramiro Montenegro
Ramiro Montenegro

Una nueva situación de violencia sacudió al fútbol de ascenso. El jugador de Puerto Nuevo, Ramiro Montenegro, denunció haber sido agredido por dirigentes e hinchas de Sportivo Italiano antes del partido que ambos equipos disputaron el viernes pasado en Ciudad Evita, correspondiente a la decimosexta fecha del torneo de la Primera C.

montenegro_tw.JPG

A través de sus redes sociales, el defensor de 34 años relató que fue golpeado por un grupo de dirigentes e hinchas. "Eran alrededor de 15 personas que me agredieron dentro del lugar, y solo había 3 policías", declaró Montenegro. El exjugador de Barracas Central, Excursionistas, Luján y Defensores Unidos de Zárate, entre otros clubes, también reveló que fue llevado en calidad de detenido a la Comisaría Tercera de Ciudad Evita. "Me cubrían mientras me llevaban hacia la calle, donde temí por mi vida porque no me subían al vehículo policial para protegerme, seguían y recibiendo golpes de todas partes, sin mencionar las amenazas con armas de fuego, hasta que finalmente llegó una patrulla de otra comisaría", relató Montenegro.

"El partido se retrasó 40 minutos y mis compañeros no querían porque no tenían noticias sobre mí", dijo Montenegro, quien también criticó a la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (Aprevide) y al jefe del operativo policial, ya que "querían obligarnos a jugar" el partido para que "no se revelara el vergonzoso episodio que habían protagonizado", afirmó.

"Enviaron a un compañero a la comisaría para verificar y, como por arte de magia, cinco minutos antes de que llegara, me soltaron", agregó el futbolista, quien no participó en el partido contra Sportivo Italiano debido a una lesión. Montenegro mostró una imagen en la que explicaba que le habían fracturado la mano.

Además, el jugador señaló que ya ha presentado una denuncia en la Comisaría Tercera de Ciudad Evita, donde fue detenido, y acusó al presidente de Sportivo Italiano, Antonio Amerise, ya otros directivos del club.

Sin embargo, según el informe policial, se detalla que el futbolista se acercó a la entrada del túnel y los vestuarios con la intención de ver el partido desde allí, ya que en la tribuna "se estaba mojando". Ante la negativa del personal del club local, Montenegro agredió al encargado del control de ingreso con un termo y se enfrentó a puñetazos con uno de ellos (Daniel Alejandro Pettrelli).

Tras el incidente, intervino la UFI 3 descentralizada departamental, a cargo del Dr. Medone.

Se habló de