Juntos por el Cambio

Tres bunkers en La Plata: Santilli y Manes tendrán cada uno un búnker propio y compartirán otro para mostrarse ante la prensa

Santilli estará en el salón Vonharv, Manes en el Hotel Brizo y ambos se mostrarán juntos ante la prensa en el salón La Enramada.
Gonzalo Prado
por Gonzalo Prado |
Manes y Santilli no acordaron un único búnker y habrá tres en La Plata.

Manes y Santilli no acordaron un único búnker y habrá tres en La Plata.

De esta forma habrá tres bunkers para el domingo de las Primarias, Abiertas, Simultaneas y Obligatorias (PASO). Uno será la base operativa de Santilli en el salón Vonharv, que está en Gonnet, en las afueras de la ciudad de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires. Ese lugar fue reservado por el intendente Julio Garro para que oficie como centro de todo Juntos por el Cambio bonaerense.

santilli.jpg
Diego Santilli.

Diego Santilli.

A pocas cuadras de allí, en el salón La Enramada, será la sede en la que ambos se muestren juntos antes de que se conozcan los resultados de las elecciones. Manes, por su cuenta estará en el Hotel Brizo, como se había pensado en un momento.

Para remontarse a una elección en la que un mismo frente electoral tuvo en las PASO bunkers diferentes hay que ir al 2015 cuando Aníbal Fernández y Julián Domínguez, ambos precandidatos a gobernador por el Frente para la Victoria, no estuvieron juntos.

“La Enramada va a funcionar como un lugar en conjunto para hacer medios. Después cada uno va a tener su propio centro, en donde incluso van a recibir a la prensa por separado mientras esperan los resultados”, explicó una fuente al tanto de la logística.

Facundo Manes (2).jpg

Las negociaciones por el búnker en conjunto llevaron al menos dos semanas después de que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le pidió a Santilli que mande una muestra de unidad. “Rodríguez Larreta quiere a todo costo esa foto y Santilli obró en consecuencia”, explicaron.

Es por eso que primero el exvicejefe aceptó ir al Hotel Brizo a mostrarse con su rival en la interna, algo que comunicó por redes, y luego empezó a negociar la posibilidad de que ambos compartieran un mismo lugar.

Ahí es cuando se dieron cuenta de que el Brizo quedaría chico para recibir a los dos precandidatos, pero desde el entorno de Manes tampoco querían ceder todo e ir a un “búnker muy amarillo”, como lo definieron. Por eso se optaron por el salón La Enramada, el lugar que solía elegir la exgobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, para hacer sus gabinetes ampliados.

s