Rosario violenta

Arrojaron bombas molotov contra un conocido frigorífico y dejaron un mensaje intimidatorio

En medio de una violenta interna gremial, el establecimiento ubicado en Rosario también había sido baleado el martes pasado. Todos los detalles del ataque.

Arrojaron bombas molotov contra un conocido frigorífico y dejaron un mensaje intimidatorio (Foto: captura)

Arrojaron bombas molotov contra un conocido frigorífico y dejaron un mensaje intimidatorio (Foto: captura)

Un frigorífico de la empresa Coto, situado en la zona sur de la ciudad santafecina de Rosario, fue atacado con bombas molotov arrojadas por dos hombres que iban en una moto. Además dejaron una nota con un mensaje intimidatorio.

Las primeras informaciones indicaron que el ataque fue alrededor de las 21.30 del domingo sobre el portón de ingreso que está ubicado sobre Lamadrid al 300 bis de la ciudad santafesina.

El pasado martes, la industria de la carne tuvo otro ataque cuándo los frigoríficos Mattievich de Villa Gobernador Gálvez y Coto de Rosario recibieron impactos de bala en forma casi simultánea o con muy pocos minutos de diferencia.

En ambos lugares, la policía recogió material balístico y notas con mensajes que los autores dejaron en el lugar.

Estos hechos sucedieron casi 48 horas después del ataque incendiario contra un camión que estaba a punto de ingresar al frigorífico Swift de Villa Gobernador Gálvez, mientras que la saga de hechos violentos tuvo su primer capítulo el 3 de abril con el Sindicato como blanco.

image.png
Ataques a frigoríficos en Santa Fe. (Foto: archivo)

Ataques a frigoríficos en Santa Fe. (Foto: archivo)

En declaraciones periodísticas realizadas la semana pasada, el ministro de Seguridad de Santa Fe, Pablo Cococcioni, despegó esos incidentes “de los hechos de inseguridad corriente que normalmente son imposible de prevenir. Se está trabajando junto con la Fiscalía para el esclarecimiento de esos hechos. Más allá de que uno no tiene detalles porque la investigación recién está empezando, uno puede hacer la lectura de despegar estos hechos de lo que podrían ser fenómenos corrientes de inseguridad urbana”.

Cococcioni sostuvo que, en base a la secuencia de hechos que se registraron desde el arranque del mes, “está muy claro que hay un hilo conductor de esos cuatro episodios. Podría ser la interna gremial, pero no me animo a sacar una conclusión, pero por la elección de los blancos y por la coincidencia temporal en algunos de los hechos, esto se apartaría de los hechos de inseguridad corriente”.

Se habló de