icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLICIALES

Desgarrador relato de la nena a la tía: "Mamá y él me hacían cositas feas"

Desgarrador relato de la nena a la tía:
Desgarrador relato de la nena a la tía: "Mamá y él me hacían cositas feas"

“Mamá y él me hacían cositas feas”, le reveló la nena mayor a su tía materna, Ludmila, al encontrarse en la casa de su papá biológico tras conocerse la aberrante situación que sufrieron y que por estas horas conmociona a los vecinos de Neuquén que permanecen protestando en la calle, pese a la cuarentena, hasta que la Justicia les dé una respuesta.

Ludmila está en la plaza con unas 400 personas más y la indignación los puede más que el temor al invisible y letal coronavirus. Con sus cacerolas se manifiestan en la plaza ubicada entre calles Pilar y Río Gallegos. Las pancartas tildan a la jueza de “cómplice”, y hasta le piden “renuncia inmediata”.

Los vecinos no comprenden si lo que ocurrió en la audiencia respeta las normativas legales, ellos solo saben que los tres chicos de 4, 8 y 11 años eran víctimas de abuso de parte de su madre y la pareja de ella, un hombre que fue acusado en febrero pasado por abusar sexualmente en mayo de 2019 de la hija de su ex pareja.

Reencuentro doloroso

“Es una hija de puta mi hermana, ¿cómo pudo hacer esto?”, se pregunta Ludmila ni bien la consultamos. La joven tía, hermana menor de la mamá de los chicos, confió: “Me enteré por el diario y las redes. Cuando vi los chat me puse muy mal y encima la jueza los suelta. ¿Qué más necesita para meterlos presos?”, dice la joven en alusión a que la jueza Malvido rechazó la acusación fiscal por falta de elementos y dejó en libertad a la pareja sospechada de abusar de los niños.

Ludmila reveló detalles del emotivo reencuentro con sus sobrinos en la casa del papá biológico, que los tiene bajo custodia. “Me abrazaron y lloramos todos juntos. Mi sobrina sólo se animó a contarme todo a mí, ni al padre le pudo contar. Me dijo que ‘mamá y él me hacían cositas feas’ y otro montón de cosas más que son aberrantes”, reveló.

Además, “me pidió que nunca más me separe de ella, porque yo vivía con mis sobrinos y con mi hermana, pero no tenía una buena relación con ella, por eso me fui de la casa”, resumió la joven.

Ahora, Ludmila con sus familiares están en medio de la plaza y “no pensamos irnos de acá hasta que la Justicia nos dé alguna respuesta. Ahí salió que el tipo tenía una causa por abusar de la hija de su ex, ¿qué más necesita la justicia?", volvió a preguntar la tía de los chicos.

Por su parte, Juan Manuel, tío materno de los chicos, afirmó a La Mañana de Neuquén, “que a los dos los metan presos, pero que no se metan con la familia porque nosotros no sabíamos nada. Nos enteramos el jueves cuando aparecieron los chat. Ninguno en mi familia sabía lo que pasaba adentro de esa casa".

A su vez el joven que estaba en lágrimas, aseguró que "lo único que queremos es justicia por nuestros sobrinos. Además, quiero pedirle a la gente que no quemen esa casa, porque ahí ya no viven mi hermana y su pareja y no tiene nada que ver que la prendan fuego", concluyó Juan Manuel.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show