Caballito

Detuvieron a dos jóvenes acusados de robar un portero eléctrico y bronce de edificios

Los vecinos alertaron a la policía por un robo en un edificio de la calle Hidalgo al 400. Al llegar al lugar, los delincuentes intentaron fugarse pero fueron detenidos.
Detuvieron a dos jóvenes acusados de robar un portero eléctrico y bronce de edificios. (Foto: archivo)

Detuvieron a dos jóvenes acusados de robar un portero eléctrico y bronce de edificios. (Foto: archivo)

Un joven de 21 años y un hombre de 30 fueron detenidos acusados de robar una placa de un portero eléctrico y elementos de bronce de varios edificios del barrio porteño de Caballito para luego venderlos en metaleras, según informaron este domingo fuentes policiales.

Todo comenzó este sábado por la noche, cuando agentes de la Comisaría Vecinal 6 A de la Policía de la Ciudad fueron alertados por vecinos acerca de un robo en un edificio de la calle Hidalgo al 400, en dicho barrio de la Ciudad de Buenos Aires.

Acto seguido, el personal policial se dirigió hasta el lugar y observó a dos sospechosos que intentaban robarse el portero eléctrico. En ese sentido, al notar la presencia de los efectivos, los delincuentes intentaron fugarse pero fueron detenidos a pocos metros del lugar, sobre la avenida Acoyte y Rivadavia.

Luego, al ser requisados, se les halló una placa de bronce, un juego de llaves, dos partes metálicas de mangueras y un cuchillo de mesa.

La jueza María Galleti, a cargo del Juzgado Criminal y Correccional 31, ante la Secretaría 119, avaló el procedimiento policial e imputó a los detenidos por el delito de “tentativa de robo”.

Proyecto nuevo (90).png
Detuvieron a dos jóvenes acusados de robar un portero eléctrico y bronce de edificios. (Foto: archivo)

Detuvieron a dos jóvenes acusados de robar un portero eléctrico y bronce de edificios. (Foto: archivo)

Con su hijo en brazos, una pareja robó el bronce de las puertas de las casas

Algunos días atrás, una pareja fue detenida en la ciudad bonaerense de La Plata tras ser descubierta robando el bronce de las puertas de las casas, con su hijo de cuatro años en brazos, al que utilizaban para disuadir todo tipo de sospechas de actos delictivos.

Según se pudo observar en las cámaras que registraron el "modus operandi" en el barrio La Loma, los delincuentes aprovechaban la presencia del pequeño para caminar, hacer un paneo de los objetos a robar y luego proceder al acto de barretear con dos cuchillos.

De acuerdo a lo que se informó en Desayuno Americano, por la señal de América TV, la pareja hurtó un portero eléctrico y un picaporte de bronce, tal como denunciaron los vecinos.

Se habló de