Investigación

Doble femicidio en General Pacheco: detuvieron al acusado de matar a su madre y su hermana con una katana

Se trata de Daniel Adrián Derderian, de 45 años, quien fue apresado en Garín por efectivos de la policía de la jurisdicción de San Isidro.

El hombre detenido acusado de matar a su madre y su hermana. (Foto: Policía)

El hombre detenido acusado de matar a su madre y su hermana. (Foto: Policía)

Se trata de Daniel Adrián Derderian, de 45 años, quien fue apresado por efectivos de Investigaciones de dicha jurisdicción y de San Isidro, en el marco de la causa por el doble homicidio de su madre, Elsa Margarita Suárez de 66 años y su hermana, Sofía Elsa Aurelia Chaparro de 30.

Adrián Daniel Derderian, fue apresado este miércoles a la tarde en el partido de Garín. El acusado quedó a disposición de la justicia y el fiscal José Amayo que investiga la causa pedirá su detención formal en las próximas horas.

Las redes sociales de Derderian están repletas de fotografías pornográficas e imágenes de manga y animé erótico, más conocido como “hentai”.

También se pueden ver animaciones de calaveras, tigres y leones ensangrentados, y hasta la representación de la muerte. En su perfil, se presenta con el nombre “Dariel”, que significa “León de Dios”. También menciona que es “amante de las mujeres” y un “arrogante”.

YODZY3ZT7VF6JM5BXXDNEU3WC4.avif
El acusado fue detenido en Garín. (Foto: Policía) 

El acusado fue detenido en Garín. (Foto: Policía)

El regreso del sospechoso a la casa de su madre trajo discusiones

Los investigadores del doble crimen de la katana creen que en el regreso a la casa materna puede estar la clave del caso. La principal hipótesis es que Derderian habría tomado la decisión de atacar con el arma samurái a su madre y a su media hermana.

Desocupado, el sospechoso no habría tenido otra alternativa que volver a la casa de su madre. Las mujeres le destinaron una casilla del fondo de la vivienda, por lo que Derderian no se sentiría muy a gusto con la decisión materna.

Según se pudo saber, a su regreso, los vecinos escuchaban discusiones entre las mujeres y el nuevo inquilino. Aunque no existe registro de denuncias por violencia familiar, la última pelea se registró este sábado.