Muerte violenta

La peluquería Verdini en Recoleta reabrió sus puertas mientras continúa la búsqueda del asesino

El local, situado en Beruti al 3000, retomó su actividad a partir de las 10 de la mañana. Qué contaron las clientas.

La peluquería Verdini

La peluquería Verdini, escenario del terrible crimen en Recoleta. 

Mientras que el homicida sigue prófugo, el lugar, en Beruti al 3000, retomó su actividad a partir de las 10 de la mañana, y diferentes clientas acudieron para atenderse.

Una de las mujeres que salió del local contó ante la prensa que "el ambiente está tranquilo". En diálogo con A24, Patricia dijo que el peluquero que la atendió este fin de semana estuvo trabajando el día del asesinato, pero "se fue unos minutos antes".

Esta semana, el abogado del dueño del comercio, Alejandro Cipolla, confirmó que obtuvieron la autorización judicial para la reapertura del establecimiento. Además, el defensor de Facundo Verdini reveló que se realizaron algunas refacciones y modificaciones, incluido el cambio del vidrio que se rompió como consecuencia del disparo.

Embed

Por otro lado, a pesar de la presencia policial que custodia el lugar, Verdini expresó su preocupación ante la posibilidad de un nuevo ataque por parte de Guzmán: "Todo el tiempo pienso en eso", manifestó en declaraciones al Canal TN.

Además, agregó que la situación sigue siendo una pesadilla para él, especialmente debido a la prófuga de Guzmán, lo que lo tiene intranquilo. Sin embargo, decidió reabrir el local ya que "varias familias dependen de este trabajo".

Mientras se ultiman los detalles en la peluquería, la Justicia continúa la búsqueda del prófugo. A pesar de los allanamientos realizados y los pedidos de captura nacional e internacional, Guzmán sigue sin ser localizado.

El crimen ocurrió el 20 de marzo pasado durante un encuentro entre el personal de la peluquería y el dueño del establecimiento. Frente a sus compañeros de trabajo, Guzmán disparó contra Medina y huyó del lugar por una ventana.

Se habló de