Inseguridad

"Mi hija estuvo tirada tres horas en el piso": el brutal asesinato de motochorros a una joven embarazada de Castelar

Escapaban de la policía y embistieron a Milagros de 21 años que falleció en el acto. Por el impacto también murió uno de los delincuentes.
29 de marzo de 2021 - 10:05
Vine y mi hija ya estaba muerta. Se llevaron al delincuente en lugar de atender a mi yerno

"Vine y mi hija ya estaba muerta. Se llevaron al delincuente en lugar de atender a mi yerno", dijo la mamá de Milagros entre lágrimas. 

Dos motochorros que escapaban de la policía a bordo de una moto robada embistieron y mataron a Milagros Silva, una joven embarazada de 21 años, que se trasladaba con su novio también en motocicleta en la localidad bonaerense de Castelar. Mas tarde, murió uno de los sospechosos que había quedado también herido a raíz del impacto. El único detenido tenía un arma en su poder.

"Mi hija estuvo tirada tres horas en el piso", contó la mamá de Milagros a A24. "La ambulancia tardó. Estaba embarazada de tres meses, había retomado la secundaria y tenía un emprendimiento", dijo entre lágrimas. "No llevaron casco porque sólo iban a hacer unas cuadras", explicó.

Embed

"Fueron diez minutos que salió a comprar y no volvió más. Escuché que pasó el patrullero y uno ya tiene el temor de que algo va a pasar. Vine y mi hija ya estaba muerta. Se llevaron al delincuente en lugar de atender a mi yerno", dijo entre lágrimas.

El hecho ocurrió anoche, cerca de las 21, cuando efectivos de la comisaría 1ra. de Ituzaingó quisieron identificar a los ocupantes de tres motos que se encontraban en el cruce de Rivadavia y Pérez Quintana, de esa localidad del oeste del Conurbano.

Al ver a los policías, los ocupantes de las motos comenzaron a huir, por lo que el patrullero inició la persecución de una de las motos, color blanca, que tenía pedido de secuestro activo, ya que había sido robada en zona norte.

La moto estaba tripulada por dos jóvenes, quienes se dirigieron hacia la zona de Castelar, donde mientras eran perseguidos embistieron en el cruce de las calles Pardo y Palmero a una motocicleta tipo 110 también blanca, en la que viajaba Milagros con su pareja, Ariel Boracchia (23).

Un vecino contó que el patrullero chocó primero a la moto de los sospechosos, lo que provocó que embistiera en la que iba la joven embarazada. La familia de Milagros reclama las cámaras de seguridad de la zona.

A raíz del impacto, la joven embarazada murió en el acto, mientras que su pareja sufrió heridas, al igual que uno de los tripulantes de la moto perseguida, identificado como Leonardo Díaz (27), quien falleció más tarde de un hospital de la zona. El otro sospechoso, Martín Prada (19), fue detenido y en su poder se encontró un revólver calibre 22.