Violencia de género

Pedirán la absolución por violencia de género a mujer que mató y descuartizó a su marido

Mafalda Secreto (65) está con arresto domiciliario por el crimen de José Luis Arena (59). El homicidio ocurrió en mayo de 2019.
Mafalda Secreto se encuentra con prisión domiciliaria y su defensa pedirá la absolución por violencia de género

Mafalda Secreto se encuentra con prisión domiciliaria y su defensa pedirá la absolución por violencia de género

Mafalda, quien era una reconocida costurera, decidió terminar con su padecimiento y asesinó a quien entonces era su esposo. Lo hizo a balazos. Usó el mismo revólver con el que él la amenazaba cuando en una pelea todo se tornaba violento.

Después de matarlo, Mafalda descuartizó el cuerpo de su marido en una amoladora. A tres años del crimen, el 6 de junio empezará el juicio en el Tribunal en lo Criminal Nº 1 de Pergamino.

Mafalda Beatriz Secreto de 65 años será juzgada por "homicidio agravado por el vínculo". Su defensa adelantó que pedirá su absolución, al considerar que fue víctima de violencia de género y drogada para ejercer la prostitución contra su voluntad.

La abogada Raquel Hermida Leyenda asumió la defensa de la imputada a principios de 2020, cuando Secreto se encontraba alojada. en la Unidad Penal 47 de San Martín. Meses después logró la prisión domiciliaria.

"La golpeó brutalmente para sacarle el dinero, de tal manera que a veces ella no podía seguir trabajando porque tenía que ir a lo de un empresario a buscar las órdenes para una costura y no podía salir de la casa", aseguró la abogada.

Secreto "empezó a darse cuenta que él la drogaba, porque sentía sueño, cansancio, no podía levantarse para abrir el negocio", además de presentar "lesiones vaginales".

"Tenía imágenes raras de hombre que venían a su cuarto, hombres que insistentemente la violaban", relató Hermida Leyenda. Ante esto explicó que: "Él (Arena) la prostituía a la noche con gente que venía de Rosario".

Arena también amenazaba con prostituir a sus nietas.

Una noche, "él se puso en la cama, puso una de sus armas sobre su pecho y le dijo que fuera a buscar algo a la cocina. Ella se levantó y sobre el escritorio vio la otra arma, volvió al dormitorio y le disparó", señaló Hermida Leyenda a Télam.

La abogada adelantó que pedirá la absolución por la violencia de género sufrida durante la relación: "un delito permanente que la lleva a accionar en una situación de legítima defensa, porque ella unos días antes le había mandado un mensaje a él, que no daba más, y pidiéndole que no la matara".

s