Bernal

Persecución en Quilmes: un hombre murió y otro resultó herido tras un tiroteo en plena calle

Ocurrió cuando oficiales de la policía quisieron identificar a dos ocupantes de un Audi. Tras intentar huir, uno de los conductores abrió fuego y se efectuaron más de 35 disparos.
Quilmes. La violenta persecucón comenzó en la avenida Calchaquí y la calle Bermejo. Foto: captura de Tv. 

Quilmes. La violenta persecucón comenzó en la avenida Calchaquí y la calle Bermejo. Foto: captura de Tv. 

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

En medio de una violenta persecución, un hombre murió baleado y otro resultó herido tras un tiroteo con policías en el partido bonaerense de Quilmes, en el que se efectuaron alrededor de 35 disparos.

El hecho comenzó ayer, alrededor de las 20, cuando la policía quiso identificar a los ocupantes de un vehículo Audi TT color azul que se trasladaba por el cruce de la avenida Calchaquí y la calle Bermejo, en la zona oeste de la localidad de Bernal, partido de Quilmes.

Según la información policial, las personas que iban en el rodado intentaron huir, por lo que se inició una persecución durante al menos tres kilómetros que finalizó cuando una patrulla se interpuso delante del auto de los sospechosos y bloqueó su paso en el cruce de avenida Calchaquí y 12 de Octubre, de Quilmes.

En ese momento, el hombre que iba en el asiento del acompañante salió del vehículo, sacó un arma de fuego y disparó varias veces hacia los policías, quienes repelieron el ataque.

En tiroteo, en el que según voceros del municipio se efectuaron más de 35 disparos, resultaron heridos los hombres que iban en el auto, identificados por la Policía como Sergio Insaurralde -conductor del vehículo- y Brian Báez -acompañante-.

Embed

Ambos fueron trasladados al hospital Iriarte de Quilmes, donde Báez falleció producto de las heridas sufridas, mientras que su compañero quedó internado con custodia policial.

Según consignó la agencia Télam, en el lugar del enfrentamiento la Policía secuestró una pistola Bersa calibre .40 que pertenecía a los acusados, mientras que dentro del Audi TT se hallaron 126.000 pesos, un billete de 100 euros, 20 reales, una barreta y dos celulares.

El fiscal Jorge Saizar ordenó que se secuestren las armas a los policías que intervinieron en el hecho para ser peritadas, aunque no adoptó temperamento hacia ellos.

No obstante, por haber policías involucrados, dispuso que las actuaciones y peritajes sean realizados por la Prefectura Naval Argentina, en el marco de la causa caratulada como "portación ilegal de arma de fuego, abuso de armas calificado, homicidio y lesiones".

Se habló de
s