Hallada sana y salva

Sigue el misterio: qué declaró la mujer que fingió un embarazo y estuvo desaparecida

Yésica Cuevas fue encontrada este viernes tras 10 días de intensa búsqueda en Berazategui. La mujer estaba en la casa de su ex pareja y ahora los investigadores intentan dilucidar qué sucedió.

Yésica Cuevas tras se hallada este viernes. 

Yésica Cuevas tras se hallada este viernes. 

Ayer, Cuevas fue encontrada en la casa de su ex pareja, aunque aún persisten incógnitas sobre los eventos recientes. En una declaración reciente ante las autoridades, Cuevas no proporcionó detalles sobre su paradero durante los primeros nueve días de su desaparición, lo que ha generado mayor intriga en torno al caso.

Además, tras ser llevada a la comisaría y sometida a exámenes médicos y psicológicos, se determinó que su relato no era coherente, lo que condujo a programar una evaluación psiquiátrica en el Hospital Estévez.

La situación tomó un giro aún más desconcertante luego de que Yésica compareciera ante el fiscal Daniel Ichazo, del departamento judicial de Quilmes, y tampoco proporcionara detalles sobre su estadía durante el período de su desaparición, según detalló el sitio Infobae. Esto ha dejado a las autoridades con más preguntas que respuestas.

embarazada desaparecida berazategui.jpg

El caso ha causado conmoción, especialmente después de que el fiscal a cargo descubriera que Cuevas no estaba realmente embarazada, a pesar de sus afirmaciones previas. No existían registros médicos que respaldaran su afirmación, lo que ha planteado interrogantes sobre los motivos detrás de su engaño.

La última vez que Cuevas fue vista fue el 29 de enero, el día en que supuestamente tendría lugar su cesárea. Salió de la casa de su madre con destino a una farmacia cercana, pero nunca regresó, desencadenando así su búsqueda y una serie de especulaciones sobre su paradero.

En el marco de la investigación, la actual pareja de Cuevas declaró que nunca la acompañó a las consultas con el obstetra, y el médico ha confirmado ante la justicia que la mujer no estaba embarazada. Estos hallazgos han abierto diversas líneas de investigación, incluida la posibilidad de una relación paralela, como lo sugieren algunos mensajes perturbadores encontrados en su teléfono.

El dispositivo móvil de Cuevas fue peritado recientemente por la justicia, revelando mensajes que arrojan luz sobre su estado emocional y sus afirmaciones falsas. En uno de ellos, la mujer expresaba nerviosismo sobre la inminente fecha de parto, mencionando la supuesta llegada de dos varones y una niña, una información que ahora se sabe no era cierta.

Se habló de