Inseguridad

Un adolescente de 13 años le disparó a un remisero y mató a un joven para robarle las zapatillas

La víctima es un joven de 28 años, padre de familia. El delincuente lo mató luego de robarle a un remisero. Sucedió en Mendoza.
La víctima fue Jonathan Ochoa (28)
La víctima fue Jonathan Ochoa (28), papá de un nene y una beba.

Jonathan Enrique Ochoa de 28 años y padre de dos hijos, fue a comprar a un almacén del barrio La Gloria en el municipio de Godoy Cruz, en el Gran Mendoza, en un momento fue testigo del intento de robo a un remís por parte de un joven de 13 años.

Ochoa estaba a pocos metros de la calle donde estacionó el remisero. A bordo iba un adolescente de 13 años, conocido en el barrio con el apodo de "Estatus". El chofer del remís, Carlos Zoccolillo (44), se detuvo en la calle porque el adolescente le dijo que iría a buscar dinero para pagarle, el chico volvió con un arma, le apuntó a la cabeza e intentó llevarse la recaudación del día.

El remisero intentó protegerse dentro del auto, cubrió su cara con los brazos y el adolescente disparó. La bala impactó en el codo del remisero, quien alcanzó a escapar con su auto.

jonathan-enrique-ochoa-28-tenia___C9N04T__9_720x0__1.webp
Jonathan Enrique Ochoa tenía 28 años

Jonathan Enrique Ochoa tenía 28 años

El adolescente caminó unos pasó y le disparó a Ochoa, quien esperaba en la calle para ser atendido en un negocio. El chico le robó la campera y las zapatillas y salió corriendo para escabullirse entre los pasillos que divividen las casas y monoblocks.

Vecinos llamaron al 911 para avisar del crimen. Ochoa fue trasladado hasta un hospital, pero cuando ingresó a la guardia ya había fallecido.

Jonathan vivía con su pareja, con quien tenía dos hijos: un nene de 7 una una beba de menos de 1.

El remisero puso la denuncia en la comisaría 52º, ubicada frente a la rotonda de calle Rawson, en Godoy Cruz. El conductor le dio a la policía los datos sobre lo ocurrido y las características del adolescente que lo había asaltado.

Con el testimonio del remisero y de algunos vecinos pudieron identificar al asesino de Ochoa. La policía, con una orden judicial se dirigió hasta la casa del adolescente donde estaba escondido.

El chico fue detenido y quedó a disposición de la Justicia Penal de Menores. Sin embargo, no podrá ser condenado por tener menos de 16 años.

Se habló de
s