Violencia institucional

"Una sensación de vacío": la dolorosa reacción del papá de Lucas tras la suspensión de la reconstrucción

El procedimiento fue pospuesto a raíz de un planteo de los policías acusados. En la escena se habían presentado el juez de la causa, así como los fiscales y familiares del adolescente asesinado.
Héctor Mario González. 

Héctor Mario González. 

Tras suspenderse la reconstrucción del crimen de Lucas González, Héctor Mario González, el padre del adolescente asesinado en el barrio porteño de Barracas, afirmó que estar en el lugar donde atacaron a su hijo "es algo inexplicable y una sensación de vacío tremendo".

En relación a la suspensión de la reconstrucción del crimen de Lucas González, el hombre aseveró que la medida afecta a los chicos y que "los daña mucho a ellos", y agregó que "esos chicos necesitan volver a vivir su vida, empezar su vida nuevamente".

Por último, al ser consultado sobre la quemadura que presentaba su hijo en la mano derecha, y que fue informada en la autopsia como realizada en horario similar al que fue baleado, Mario dijo: "A mi hijo lo torturaron", y entre sollozos agregó que "es algo inhumano" ya que "era una criatura de 17 años".

Suspendieron la reconstrucción del crimen de Lucas: qué sucedió

La reconstrucción de la persecución y ataque policial del que fueron víctimas Lucas González y sus tres amigos el pasado 17 de noviembre fue suspendida este miércoles a media hora de su inicio, por un planteo de los policías acusados que fue aceptado por el juez de la causa, Martín del Viso.

El abogado de las familias de las víctimas, Gregorio Dalbón, explicó que la defensa pidió que la diligencia no se lleve adelante si no estaban presentes los tres efectivos a quienes se les imputa el asesinato de Lucas González.

“Hubo un planteo de la defensa de los policías que balearon”, contó Dalbón en declaraciones a la prensa. “El fiscal no quiso que estén los policías para no revictimizar a los chicos y que vean a quienes dispararon. Ya lo sabían los abogados de los policías”, agregó.

lucas.jpeg

En este sentido, el letrado detalló: “En vez de hacer un planteo hace dos días, lo hicieron en el momento que estamos haciendo la reconstrucción”. En este sentido, Dalbón apuntó contra el magistrado a cargo de la causa: “Hay jueces que son timoratos”.

Para la diligencia habían sido convocados al barrio de Barracas los tres amigos de Lucas, todos de 17 años, que estaban con él cuando fueron interceptados a bordo del Volkswagen Suran por efectivos de la Brigada de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad.

Los chicos habían asistido junto a sus padres y los padres de Lucas, acompañados por personal de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (Dovic).

Se habló de
s