Violencia en el fútbol

Villa Lugano: un partido de futsal terminó en una batalla campal con tiros y graves heridos

Ocurrió el domingo entre los clubes Jóvenes Deportistas y 12 de Octubre de Benavídez. Por el hecho, un chico de 15 años quedó inconsciente y un padre sufrió una fractura de tabique.
Las imágenes de la impactante batalla campal el Lugano tras el partido de futsal (Foto: captura de TV).

Las imágenes de la impactante batalla campal el Lugano tras el partido de futsal (Foto: captura de TV).

En un nuevo caso de violencia en el fútbol, un encuentro correspondiente a un torneo de futsal entre los clubes Jóvenes Deportistas y 12 de Octubre de Benavídez terminó este domingo en una batalla campal que incluyó tiros, palazos, piedrazos y golpes contra los presentes en el barrio porteño de Villa Lugano.

El club de la zona norte de la provincia de Buenos Aires emitió un comunicado en el que dio su versión de los hechos y relató cómo se originó la pelea.

“Tras finalizar la jornada que tuvimos vs jóvenes deportistas de visitantes, sufrimos la cobarde emboscada de hinchas, dirigentes, delegados de esta institución y muchos vecinos de alrededor”, contaron, acusando a los integrantes de Jóvenes Deportistas.

“Los mismos nos esperaron en varios sectores a la salida de su club (ubicado en Lugano 1 y 2), dende nos esperaban con palos, piedras y hasta armas de fuego que ejecutan 4 disparos”, agregaron desde la institución.

Además, dieron cuenta de los heridos. “Debido a esto tuvimos un chico de 15 años con un severo traumatismo de cráneo con perdida de cocimiento. Fue internado al igual que un papá que sufrió la ruptura del tabique nasal”, sostuvieron.

Embed

“A uno de los chicos de Cuarta división le pusieron un arma en la panza amenazándolo con que los iban a matar a todos. Esperemos que desde el lado de la liga @futsala.ok y el poder judicial se haga justicia para que este acto de cobardía no quede impune”, concluyeron.

El incidente ya contaba con un antecedente similar entre los dos clubes hace dos meses. Desde el lado de Jóvenes Deportistas, en declaraciones al programa Desayuno Americano, uno de los profesores del club se refirió a este punto.

"No creo que haya sido una respuesta a aquello", remarcó Cristian. "Lamentablemente, una vez que salieron, no sé por qué el micro del club visitante tuvo que estacionar a tres cuadras. Ahí fue cando salieron los del club de ellos y se produjo la violencia", agregó.

Por su cuenta, Javier Demarco, presidente de Jóvenes Deportistas, afirmó que "no hacen responsable al otro club" y afirmó que "los mecanismos tomados no alcanzaron para evitar los inconvenientes".

Se habló de