Tensión en la recta final

A 48 horas del debate presidencial, la campaña se recalentó con una sesión explosiva en el Senado

La Cámara alta debatió el pliego de una jueza que entiende en causas que involucran a Cristina y los cambios en ganancias, y volvió a tensar la relación oficialsimo y oposición. El domingo es el primer debate presidencial. ¿Cómo se preparan los candidatos?
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
A 48 horas del debate presidencial, la campaña se recalentó con una sesión explosiva en el Senado

Los principales candidatos presidenciales Javier Milei, Patricia Bullrich y Sergio Massa hacen los últimos ensayos para el primer debate presidencial del domingo próximo. Una encuesta de la consultora Opina Argentina que arroja datos sobre el fuerte interes de la ciudadanía: el 65% de los consultados tiene previsto ver por television el enfrentamiento y el 44% considera que podría cambiar su voto tras los debates.

Mientras la campaña pone todas las luces en ese evento democrático, la vicepresidenta Cristina Kirchner forzó en el Senado la aprobación ajustada del pliego de la ex jueza kirchnerista Ana María Figueroa para ser reincorporada en la Cámara de Casación. Es la jueza que debía entender en causas que la involucran a Cristina Kirchner pero que fue cesada por haber cumplido 75 años y no recibir acuerdo del Senado para extender su cargo. Ahora el Senado -tardíamente- logró aprobar con lo justo esa prórroga. Sin embargo, la decisión de la Cámara alta sería revocada por la Corte Suprema que tiene la última palabra en el conflicto.

“No hay que hacer tanto lío con este absurdo, extemporáneo e inconstitucional acuerdo. La Corte Suprema pondrá fácilmente las cosas en su lugar”, dijo a A24.com el abogado constitucionalista Félix Lonigro. El caso planteará un conflicto de poderes entre el Legislativo y el Judicial y se colará en el debate presidencial de este domingo.

La que más intentará meter este tema en el debate será la candidata de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich. Expondrá lo que denunció como un pacto entre Massa y Milei, y pondrá la designación de la ex jueza Figueroa en Casación como el ejemplo de la manipulación judicial de Cristina Kirchner.

En cambio, Javier Milei, de La Libertad Avanza, y Sergio Massa, de Union por la Patria, intentarán polarizar el debate entre ellos para lograr un balotaje entre ambos. Massa no atacaría en el plano personal a Milei y viceversa, pero ambos sí criticarían las políticas del otro.

Dolarización: el 20% piensa que 1 peso será igual a 1 dólar

Otra encuesta de Federico González y Asociados es reveladora de un dato insólito. El 20% del electorado está convencido de que la dolarización que propone Milei implica que 1 peso será igual a 1 dólar, y entre los votantes de Milei lo cree un 37%. Entre los de Massa un 13% y entre los de Bullrich un 10%. Es la muestra del estado de confusión general del ciudadano.

Precisamente, en el debate presidencial Milei deberá aclarar esa confusión instalada ante preguntas de sus contrincantes, especialmente de Patricia Bullrich.

20220924patriciabullrichcedocg-1425550.jpg
Patricia Bullrich se prepara para emprender una gira por varias provincias del interior a bordo de la "Patoneta" (Foto: Telam).

Patricia Bullrich se prepara para emprender una gira por varias provincias del interior a bordo de la "Patoneta" (Foto: Telam).

Mientras todos los candidatos preparan el debate presidencial, Cristina Kirchner introdujo a la campaña en medio de otro conflicto de poderes. La designación irregular de la ex jueza Ana María Figueroa en la Cámara de Casación, a la que ya no pertenecía por haber cumplido 75 años el 9 de agosto último, caerá en la discusión judicial.

El próximo paso para la designación deberá ser un decreto presidencial de Alberto Fernández, tras lo cual la Cámara de Casación deberá consultar a la Corte Suprema, que hace dos semanas había declarado el cese en sus funciones a Figueroa porque así lo marca la Constitución.

Figueroa: la Corte Suprema tendrá la última palabra

Es así como la Corte Suprema tendrá la última palabra. Sin embargo, la designación del Senado podrá ser aprovechada por la vicepresidenta Cristina Kirchner para pedir la anulación de la reapertura de la causa de Hotesur, Los Sauces y del Pacto con Irán, porque los dos camaristas Diego Petrone y Daniel Berrotaveña la dispusieron sin tener en cuenta el voto de Figueroa que ya había cesado en su cargo.

juez-ana-maria-figueroa.jpg

En ese caso, la Corte Suprema podría ratificar que Figueroa ya no es más jueza desde el 9 de agosto, pero la defensa de Cristina Kirchner insistiría en las nulidades. “Sin duda se viene un conflicto de poderes”, señalaron a A24.com cerca del presidente de la Nación.

El abogado constitucionalista Felix Lonigro señaló que el Senado “incurrió en una inconstitucionalidad, porque según la Constitución Figueroa cesó en su cargo al cumplir 75 años de edad. No se puede dar acuerdo a una jueza que ha cesado en su cargo (ex jueza) y obligaría a la Corte a intervenir nuevamente”. Agregó que “no hay que hacer tanto lío con este absurdo, extemporáneo e inconstitucional acuerdo. La Corte pondrá fácilmente las cosas en su lugar”.

Por su parte el abogado ex consejero de la Magistratura y candidato a diputado de Juntos por el Cambio Alejandro Fargosi señaló que “la decisión del Senado no sólo es un disparate y una burla a la Corte. Es nula de nulidad absoluta e insanable. Un ciudadano común no puede ser ratificado como juez, si no es juez al momento de la ratificación. Basta de disparates ilegales e inconstitucionales”.

Enorme expectativa ciudadana por el debate presidencial

Este conflicto se desató a 48 horas del debate presidencial del domingo próximo, que se hará a las 21 en la Universidad Nacional de Santiago del Estero. Existe una fuerte expectativa por la discusión entre Milei, Bullrich, Massa y los otros candidatos, Juan Schiaretti, de Hacemos por Nuestro País, y Miriam Bregman, del Frente de Izquierda de Trabajadores.

Según una encuesta de Opina Argentina, el 65% de los ciudadanos tienen previsto mirar por television el debate del próximo domingo. Los hombres (70%), los jóvenes (71%) y el grupo de mayor nivel educativo (78%) son los segmentos que mayor interés presentan en el debate.

Sólo un 24% aseguró que no lo mirará y un 11% que aún no lo decidió. El 44% señaló que podría cambiar su voto tras los debates presidenciales. El 49% dijo que no lo modificará. Para el 53%, los debates modificar el resultado final de las elecciones y el 36% dijo que no tendrán ningún efecto. Los sub-29 creen en un 64% que el debate influye en el voto.

Los jóvenes (53%) y los porteños (49%) son los segmentos que con mayor intensidad manifiestan que los debates pueden incidir en su preferencia electoral. La economía es el tema que más interes despierta, con 41%, seguido por la seguridad, con 20%. La educación le interesa a un 13% y el trabajo y la produccion a un 10%.

Massa no atacará a Milei y propondrá la "unidad nacional"

Por su parte, los candidatos comienzan a definir estrategias para el debate presidencial del domingo. Massa trabajó el tema con su consultor Antoni Gutiérrez Rubi, con el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos, con su asesor en comunicación Santiago García Vázquez, con el experto brasileño Edihño Silva, del presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva, y con enviados del norteamericano Dan Restrepo como Jessica Reis y Robert Gibbs a quienes apodan "los yankis".

La principal defensa de Massa para la crisis económica, la pobreza, la inflación y la falta de dólares será el acuerdo que firmó el ex presidente Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la pandemia del Covid, la sequía y la guerra de Rusia y Ucrania. Sin embargo, enunciará una supuesta recuperación económica con una enumeración de sus últimas medidas y promesas de mejoras en 2024 con un nuevo viento de cola internacional.

Sergio Massa y la titular de ANSES; Fernanda Raverta, anunciaron nuevas medidas para trabajadores informales para compensar la devaluación. Foto Ministerio de Economía..jpg

Según sus allegados, no agredirá a Milei ni a sus votantes, sino que valorará las ideas del candidato libertario, pero para traerlas al presente como si fuese hoy responsable de llevarlas adelante y plantear su inviabilidad. Se referirá por caso a darles armas a los jóvenes, la venta de órganos, el cierre de los mercados de China, la dolarización y el cierre de los jardines maternales.

Sobre esos puntos también lo atacará Bullrich, aunque seguramente con mayor énfasis y un lenguaje más agresivo hacia el candidato de La Libertad Avanza. Según sus allegados, Massa planteará “si las madres estarán tranquilas sabiendo que sus hijos salen armados” o si “a los 18 años vas a poder vender una cornea”. Tambien el ministro de Economía se presentará como la voz de la sensatez y el sentido común y ofrecerá una propuesta de “unidad nacional” centrado en la idea de que “Massa es el cambio” mientras que Milei es rompe el diálogo y el consenso.

Tambien criticará el spot televisivo de Patricia Bullrich donde anunció la construcción de una unidad penal con el nombre de Cristina Fernández de Kirchner. “Rompe todo tipo de credibilidad si quisiera convocar a la unidad nacional”, dicen en sus equipos. Considera que esa unidad es una buena bandera que le rindió frutos en estos días.

Milei buscará no entrar en el juego de Bullrich y Bregman

Mientras tanto, Milei prepara el debate junto a su entorno íntimo, Karina Milei, su hermana, Ramiro Marra, candidato a jefe de gobierno porteño, Nicolás Posse, eventual jefe de Gabinete y coordinador de equipos técnicos, Sandra Pettovello, designada ministra de Capital Humano, y la candidata a vicepresidenta Victoria Villarruel. Para los temas económicos aportó Emilio Ocampo.

Si bien es el equipo de mayor hermetismo, Milei buscará mostrarse más moderado y no entrar en las provocaciones que podrían intentar sus rivales, especialmente Bullrich o la candidata de la izquierda Miriam Bregman, a sabiendas de que el libertario tiene un carácter explosivo.

Mieli enojado.jpg
 Javier Milei condenó la "violencia ejercida" en Brasil y apuntó contra la izquierda por su "doble moral" (Foto: NA).

Javier Milei condenó la "violencia ejercida" en Brasil y apuntó contra la izquierda por su "doble moral" (Foto: NA).

De todos modos, buscará polarizar el debate con Massa aunque posiblemente intente algun ataque sobre Bullrich para asegurarse los votos halcones y quitarle sectores de centroderecha con referencias al pasado setentista de la ex ministra de Seguridad de Mauricio Macri.

Bullrich buscará los flancos débiles de Massa y Milei

Por su parte, Bullrich ya realizó cinco ensayos junto a sus consultores en campaña Guillermo Raffo y Derek Hampton, además del jefe de campaña, Juan Pablo Arenaza, el diputado Hernán Lombardi, la dirigente Laura Alonso y el joven economista Martín Siracusa, que es coordinador del equipo del debate y delfín de Luciano Laspina.

Durante este viernes y sábado, Bullrich también hará ensayos para ajustar detalles del debate y planea defenderse ante los posibles ataques de Milei. Para esas prácticas se alquiló un estudio de televisión. Tambien sumaron aportes el economista Carlos Melconian y el filósofo Santiago Kovadloff.

Habrá un hilo conductor en su discurso que sería el supuesto acuerdo entre Milei, Massa y Cristina Kirchner, basado en varios elementos argumentales. Por un lado, la falta de crítica severa a Massa y a la vicepresidenta. Además, machacará en el apoyo de Milei a Massa en la ley de la eliminación del impuesto a las ganancias en la cuarta categoría y en la reforma de la ley de alquileres, además de algunos traspiés legislativos durante lo que va de su mandato.

Milei argumentará que la ley de alquileres fue un acuerdo entre Juntos por el Cambio y Unión por la Patria y que su postura fue la derogación lisa y llana por lo cual se negó a votar la reforma que propuso Juntos. También Bullrich buscará dejar en claro que la dolarización que propone Milei no implicará que cada peso valdrá un dólar, como muchos electores entendieron en las PASO del 13 de agosto, para evitar confusiones en el electorado.

Además, la candidata de Juntos por el Cambio insistirá a Milei con el argumento de que “la casta la tenes adentro” con la alianza con el sindicalista gastronómico Luis Barrionuevo y con la inclusión de muchos candidatos massistas en las listas de La Libertad Avanza. Bullrich intentará señalar las estrategias comunes entre Massa y Milei para disuadir a los votantes que buscan un cambio “real y viable”.

También subrayará el factor de la gobernabilidad con la posibilidad de contar con 120 diputados, 35 senadores y 11 gobernadores si el electorado la acompaña, frente a la posibilidad de que Milei deba asumir con una representación mínima en el Congreso y sin gobernadores.