La gira europea

Alberto llega al punto central de su viaje a Europa con la mirada puesta en el acuerdo con el Fondo

El plan es pedir la eliminación de las sobretasas de interés y patear los vencimientos de este año con el FMI y el Club de París.
por Stella Gárnica |
Alberto Fernández y el ministro de Economía

Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante una reunión con empresarios en París, Francia, mientras negocian la reestructuración de las deudas con el FMI y el Club de París. (Foto: Presidencia).

El ministro de Economía, Martín Guzmán, mantenía su propia agenda en Europa, buscando cerrar un acuerdo para postergar el pago de la deuda con el Club de París y el FMI, mientras el presidente Alberto Fernández se reunía con sus pares de Portugal, España, Francia y Roma, para plantear las reformas al sistema financiero del FMI.

Alberto pidió que la cúpula del FMI apruebe en la reunión anual de octubre “la eliminación definitivamente de las tasas de sobrecarga” que asfixian a los países sobreendeudados como Argentina. Al menos, “hasta que termine la pandemia”.

El plan es patear además los vencimientos de este año con el Club de París por lo menos hasta marzo de 2022; son unos 2000 millones de dólares que vencen en junio). Mientras Guzmán se reunía con sus pares europeos y empresarios, esperaba que el Club de París entregue una carta al gobierno argentino anunciando que acepta las condiciones de financiación que durante meses se negociaron vía Zoom y en el viaje a Europa que Guzmán protagonizó hace un mes.

Mientras tanto, Alberto conseguía en cada reunión bilateral con sus pares de Portugal, España -dos gobiernos socialistas ideológicamente amigos- y de Francia e Italia -dos países ideológicamente opuestos pero con los que coincide en políticas de cambio climático y de igualdad de género, las posturas de multilateralismo y el reclamo para considerar las vacunas contra el Covid como un "bien universal".

El plan que espera traer confirmado Guzmán de Europa:

  • Argentina no paga el vencimiento de más de 2.000 millones de dólares del 31 de mayo.
  • No hay declaración de default, ni se pagará una tasa del 9% anual hasta que Argentina regrese a los pagos formales.
  • La refinanciación con el Club de París concluiría después del acuerdo de Facilidades Extendidas que aún se sigue negociando con el FMI.

Ahora, Alberto Fernández y la delegación oficial espera el apoyo del papa Francisco y de la titular del Fondo, Kristalina Georgieva con quien tienen previsto reunirse en Roma entre jueves y viernes.

Cronología de la maratón para acelerar el acuerdo con el FMI

El Presidente espera mantener este viernes una reunión con Georgieva y poder tener la respuesta del Club de París y del FMI a sus demandas. Esto es para Martín Guzmán una prueba de fuego. Sabe que a su regreso lo espera el cristinismo con un cuchillo entre los dientes. Si pasa el examen, tendrá un poco de oxígeno; si lo reprueba, tendrá el boleto picado.

Hasta el momento el viaje fue promisorio.

  • Lunes: Portugal.

Alberto reveló en Portugal, ante el primer ministro Antonio costa, el planteo de reformas al FMI: Pide que la cúpula apruebe en la reunión anual de octubre “eliminar definitivamente las tasas de sobrecarga” que asfixian a los países sobreendeudados como Argentina. Al menos, “hasta que termine la pandemia”.

  • Martes: España.

Alberto comprobó que no es el único. En España Pedro Sánchez sufre las mismas críticas sobre la administración de la pandemia, con extensas cuarentenas y la búsqueda de apoyo del Congreso para una ley que lo autorice a ordenar las restricciones, y salir de esa manera, de las acusaciones de autoritarismo que le endilga la oposición.

Mientras Alberto hablaba de eso en España, en Buenos Aires el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero enviaba el proyecto de ley al Senado, con la expectativa de que la Cámara alta le de trámite express al proyecto de ley de pandemia: la iniciativa ya tiene dictamen y podría tratarse el miércoles que viene.

Alberto también se reunió con empresarios y el Rey de España, Felipe VI para intentar atraer inversiones ibéricas. Se trae la confirmación de la visita del jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez a Buenos Aires el próximo 8 y 9 de junio.

  • Miércoles: Francia.

Sumó un fuerte apoyo del presidente de Francia, Emmanuel Macron, para las negociaciones con el Club de París y el FMI y ambos confirmaron una nueva visita de Alberto a París para participar entre el 2 y 4 de junio de la Cumbre de Igualdad de Género, donde disertará sobre la sanción de la ley de legalización del aborto en Argentina.

"Queremos que Argentina dialogue de forma constructiva con los acreedores del Club de París y vamos a seguir este trabajo juntos. Lo que vamos a conversar es muy importante para el conjunto de la población", repitió Macron en línea con los jefes de gobierno de Portugal y de España.

"Francia está a su lado y vamos a hablar de ello juntos", dijo Macron en un mensaje contundente: "Deseamos que Argentina llegue a un acuerdo con el FMI para un programa que lleve a reestablecer la estabilidad macroeconómica de su país". Confirmó el apoyo de Francia ante los organismos internacionales de crédito.

Alberto también se llevó el apoyo de Macron para el pedido de "un tratamiento solidario de la pandemia" y la promesa de Francia de aportar 500 mil dosis de vacunas contra el COVID-19 en junio, en el marco del mecanismo de cooperación COVAX.

A cambio, acordaron la promesa de Argentina de aportar con iniciativas para el Pacto de París sobre el Cambio Climático para preservar la biodiversidad y las reservas forestales en la región sudamericana.

  • Jueves y viernes: Roma
image.png

Con una agenda cargada de reuniones en Roma, Alberto protagoniza la segunda reunión formal con el Papa Francisco a las 5 de la mañana con el objetivo de mostrar el apoyo del jefe de la Iglesia Católica en las negociaciones por la deuda argentina.

Su agenda sigue con un almuerzo con el presidente de Italia, Sergio Mattarella a las 9 y una posterior reunión con Presidente del Consejo de Ministros de Italia, Mario Draghi, otras dos piezas clave en el plan del Gobierno argentino para acelerar el acuerdo con los organismos internacionales de crédito.

  • Sábado: Buenos Aires

Alberto decidió quedarse un día más en Roma con la intención de agregar a la agenda una reunión con la jefa del FMI, Kristalina Georgieva para poder mostrar que vuelve con los objetivos de la gira europea logrados. El sábado al mediodía emprende su regreso a Buenos Aires.