icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Argentina frente al inédito escenario de un gobierno que anuncia una “emergencia” pero no ofrece un plan para resolverla

Argentina frente al inédito escenario de un gobierno que anuncia una “emergencia” pero no ofrece un plan para resolverla

Para quienes tienen entre 30 y 49 años, está no será la primera crisis económica que atraviesan en su vida como adultos, pero será la primera vez que un gobierno anuncia su inminente arribo y declara al país en estado de emergencia con tanta anticipación.

Como si se tratara de un fenómeno natural e inevitable sobre el cual el gobierno no tiene control ni responsabilidad alguna, se resignan a esperar la llegada de la catástrofe con consternación, impotencia y bronca

“Estamos en una emergencia”, reconoció públicamente Mauricio Macri, sin abundar en precisiones sobre el plan para superarla.

Por su lado, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, intenta llevar tranquilidad a los bonaerenses recurriendo a sus propias metáforas. "Este río lo vamos a cruzar y vamos a llegar a la orilla”, afirma con tono optimista en el programa Intratables.

Pocos entienden como una inflación cercana al 50%, una caída estrepitosa de la actividad económica, una mega devaluación del peso, el aumento descontrolado de la deuda externa, la depreciación del salario y el aumento del desempleo pueden redundar en beneficios de mediano plazo para la población.

En este contexto, no sorprende que en la Provincia de Buenos Aires, los adultos que tienen entre 30 y 49 años, sean los más enojados con el gobierno de Mauricio Macri.

Dentro de este grupo etario se encuentra la mayor cantidad de personas económicamente activas. En la provincia de Buenos Aires, donde se concentra casi la mitad de toda la industria y de las empresas de servicios de todo el país, hay más de 6 millones de adultos en edad de trabajar, pero menos de 2 millones tienen un trabajo registrado.

El desplome del consumo, las tarifas de los servicios públicos y las importaciones generan miles de despidos diarios en distritos fabriles de la provincia como La Matanza, Pergamino, San Martín o Quilmes.

La última encuesta realizada en septiembre por la consultora Reyes-Filadoro en la Provincia de Buenos Aires, revela que los adultos entre 30 y 49 años son los más afectados por la crisis que atraviesa el país.

Siete de cada diez reportan una situación económica negativa en su hogar. El 61% dice que la economía va a empeorar en el próximo año. El 84% está en desacuerdo con la decisión del gobierno de recurrir al Fondo Monetario Internacional y achicar el gasto público para resolver la crisis económica y siete de cada diez creen que, de continuar por este rumbo, el país podría terminar en una crisis similar a la del 2001. Todos estos datos superan el promedio en la Provincia de Buenos Aires por 7 puntos porcentuales o más.

Si las elecciones en la provincia de Buenos Aires, fueran hoy, entre estos votantes, Macri perdería en primera vuelta por una diferencia de 22 puntos frente la senadora Cristina Kirchner que se impondría con el 41% de los votos.

La decisión del gobierno de adoptar un discurso más sensato y reconocer la gravedad de la situación que vive el país, no está siendo acompañada de un mensaje convincente que ofrezca un horizonte claro y justifique el mal momento que atraviesan la clase media y los sectores más vulnerables. Aumentar las erogaciones destinadas a la ayuda social en la provincia de Buenos Aires es necesario, pero insuficiente para paliar el derrumbe de la actividad económica y sus consecuencias en el entramado social.

¿Qué perspectivas ofrece el Gobierno a un hombre o a una mujer que a los 45 años pierde su fuente de trabajo en una fábrica? ¿Qué consuelo ofrecen los pronósticos del gobierno a un comerciante que tiene que cerrar su negocio por la caída de las ventas? ¿Cómo hacen las 135.000 familias que tomaron créditos hipotecarios si la cuota mensual se duplicó, pero su salario se redujo, en dólares, a la mitad? ¿Cómo puede entender un docente que se inviertan miles de millones de dólares para contener el dólar pero que no haya recursos para garantizar un salario digno o arreglar las escuelas?

Para quienes tienen entre 30 y 49 años, esta no será la primera crisis que atraviesan como adultos. ¿Será la primera que vale la pena, tal como afirma la gobernadora? Pocos parecen creerlo.

*Director de Reyes-Filadoro, especialista en comunicación política

por Hernán Reyes (*)

NWS

Ovación

Show

Más Noticias