ver más
Poder Judicial

Atentado contra Cristina Kirchner: la justicia investiga "un grupo de 90 personas" que aparecen en los chats de Carrizo

A un mes del atentado hay cuatro procesados como ejecutores y cómplices. La vicepresidenta quiere saber quiénes están detrás de esta banda. ¿Cuáles son los mensajes de chat que complicaron a Agustina Díaz y a Nicolás Carrizo?
por Rosario Bigozzi | 02 de octubre de 2022 - 07:18
Atentado contra Cristina Kirchner: la justicia investiga un grupo de 90 personas que aparecen en los chats de Carrizo

Ubeira aseguró que pedirán una serie de medidas para "encaminar la cuestión" del atentado a Cristina Kirchner (Foto: Télam).

Desde el 1 de septiembre los resultados que surgieron de la causa 2998/22 incluyen 4 detenidos y procesados por intento de asesinato; 2 de ellos fueron considerados ejecutores del plan y los otros 2, sus cómplices.

Es así que Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte están imputados como coautores del delito de homicidio agravado por el empleo de armas de fuego, alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas, en grado de tentativa.

En tanto, Nicolás Gabriel Carrizo y Agustina Mariel Diaz están involucrados como partícipes secundarios penalmente responsables del delito de homicidio calificado, agravado por el empleo de armas de fuego, alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas, en grado de tentativa. A Carrizo también se le endilga la falsificación de documentos públicos.

Para cada uno de los 4 procesados con prisión preventiva, la jueza mandó trabar embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 100 millones de pesos.

En más de 20 cuerpos de actuaciones, se detectaron 2 armas, la primera una pistola Bersa calibre 32 secuestrada en el momento del ataque, que se determinó por exámenes de ADN que fue la misma que usó Fernando Sabag Montiel para gatillar a 20 centímetros del rostro de la vicepresidenta. Por otro lado, se estableció que Nicolás Gabriel Carrizo aportó un revólver calibre 22 corto, que finalmente no fue utilizado por Sabag Montiel.

Algunas medidas de prueba obtenidas en las primeras 4 semanas del proceso permanecen reservadas por la aplicación parcial del secreto de sumario, no obstante quedó expuesto que se concretaron al menos unos 10 allanamientos, donde se acumuló evidencia digital con el secuestro de dispositivos electrónicos y teléfonos, que se suman a los entregados voluntariamente por varios testigos, y que terminaron siendo claves para reconstruir los actos preparatorios y de encubrimiento del ataque.

Además se analizaron cientos de imágenes obtenidas por cámaras de seguridad del ámbito público y privado, de los registros periodísticos, y de los seguidores de Cristina Kirchner que se acercaron a su casa en el Barrio de Recoleta.

Para los procesamientos, la jueza Capuchetti detalló el testimonio de 22 personas, que abarcan a la ex presidenta, efectivos de seguridad, personas que vieron el ataque, y los allegados de los detenidos, entre ellos el grupo denominado Los Copitos.

Los 7 vendedores de algodones de azúcar tenían como jefe a Nicolás Carrizo, que elaboraba los copos que el resto vendía en la calle. Del negocio participaban Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, Miguel Ángel Castro Riglos, Leonardo Volpintesta, Lucas Acevedo y Sergio Orozco.

Precisamente los abogados de Cristina Fernández de Kirchner reclamaron avanzar sobre los autores intelectuales, y apuntaron contra los contactos de Carrizo.

Finalmente la jueza ordenó dos nuevos procedimientos en los domicilios de Joana Colman y "Jony White", quienes quedaron bajo sospecha por las conversaciones que mantuvieron por chat acerca de borrar el contenido de los teléfonos.

Banda ejecutora y autores materiales

COPITOS REVOLUCION.jpg

Brenda Uliarte participó de encuentros de Revolución Federal (Foto: Télam).

De acuerdo a la investigación, Fernando Sabag, Brenda Uliarte, Nicolás Carrizo y Agustina Diaz integran la banda ejecutora de un plan para matar a Cristina Fernández de Kirchner, aunque todavía no aparecen indicios sobre los presuntos autores materiales del atentado.

Para los encargados del caso todas las líneas están abiertas, por eso siguen trabajando en el peinado de los movimientos financieros de la banda.

No obstante, como parte querellante, Cristina Kirchner analiza solicitar a la justicia que sume nuevos participantes a los trabajos de pesquisa para acelerar los resultados.

En este sentido, el gobierno de Estados Unidos se ofreció para poner a disposición todas las herramientas e instrumentos tecnológicos que pudieran contribuir a esclarecer el caso.

Los chats que imputan a Carrizo y a Diaz

La jueza Maria Eugenia Capuchetti detalló los motivos por los cuales procesó a Nicolás Carrizo y Agustina Díaz como partícipes necesarios del intento de homicidio de la vicepresidenta.

En su fallo precisó que el 4 de julio de este año, Brenda Uliarte le envió un mensaje a Agustina Mariel Díaz donde le anunciaba su plan.

Brenda Uliarte: voy con el fierro y le pegó un tiro a Cristina… me dan los ovarios para hacerlo.

Agustina Diaz: Por eso te amo.

B U : el tema es cómo, porque la vieja tiene seguridad

A D: “Y si”

B U : “No es joda boluda. Estoy armando un grupo. Para ir con antorchas, bombas, fierro todo. Voy a ser la libertadora de Argentina. Estuve practicando tiro, se usar un fierro”

A D: “Te amo”.

Capuchetti consideró que “de dichos mensajes se desprende, sin mayor esfuerzo, que el 4 de julio del corriente año las nombradas ya comenzaban a planificar cómo podrían hacer para eludir el accionar de la seguridad de la Vicepresidenta de la Nación, para poder concretar su plan criminal de terminar con la vida de Cristina Elisabet Fernández de Kirchner”.

A su vez, la jueza sostuvo que “esta tesitura es reforzada a través de los mensajes que Uliarte intercambió con Nicolás Gabriel Carrizo los días previos al hecho”.

Brenda Uliarte: Hace falta que alguien vaya con un fierro y le pegue un corchazo a Cristina.

Nicolás Carrizo: ¿Si no?

B U : Si re hace falta

N C Decile a Nando (Sabag) que invente una bebida.

B U : Si le digo a ver que onda.

Por otra parte, a los pocos minutos del atentado del 1 de septiembre, Uliarte le escribe a Carrizo:

Brenda Uliarte: Gaby. Por favor lo que pasó no lo difundan hagámonos los pelotudos. Vos no sabes nada.

Nicolás Carrizo: Okay fue. Que vas hacer boluda.

B U : Porque sino vamos a caer todo en la volteada.

N C : Te van a investigar a vos.

B U : Yo voy a intentar sacarlo.

N C : Estamos todos juntos. A la mierda esa cristina.

B U : No lo creo. La próxima voy y gatillo yo Nando fallo. Yo si se disparar bien no me tiembla la mano.

N C : Lo que hizo nando. Lo aplaudo. Estuvo a un segundo de ser héroe nacional.

B U : Si yo también me parece el San Martín moderno el quiso liberar a un país de la esclavitud. Lpm cómo le pudo fallar el tiro…

N C : ¿Querés hacerlo?

B U : Te juro que sí. Y no me va a fallar el tiro. Pero hay que pensarla bien. Pasa que Nando no tiene mucha práctica, le tembló el pulso.

Para la magistrada “esta conversación reafirma a las claras que Carrizo ya sabía lo que iba a terminar ocurriendo, pues sus dichos a los pocos minutos del intento de homicidio, no denotan un desconocimiento del plan criminal, sino todo lo contrario”.

Por otro lado, incorporó en su fallo otras conversaciones que Carrizo mantuvo el 2 de septiembre con su medio-hermana “Andrea”, con “Jony White JAJA” y con “Symme”, donde reconoce la planificación del crimen para una semana más tarde.

Andrea: Gaby venite para Morón. Urgente. Mi mamá dijo que vengas.

Nicolás Carrizo: Estoy ahora arreglando algunas cosas. Tengo 2 patrulleros en la puerta.

A: No borres nada Gaby. Del Celular. Pero apenas puedas venite. Mi mamá te va ayudar dijo. Q cuentes con ella.

N C: Andrea el arma es mía. Entendes.

A: No está a tu nombre Gaby.

N C: No pero aparecen mis huellas.

A: Gaby no quedan tus huellas. No te comas la cabeza. Tiene la huella del otro chabon.

N C: Esto estaba planificado para dentro de una semana. Hizo todo mal. Es un pelotudo.

A: Bueno venite cuando puedas. No te comas la cabeza con lo que dicen.

Más tarde continua el chat:

N C: No Andrea. No voy a ir. Pensamos ponerle frente a esto. Estamos decididos a matarla a puta esa.

A: Pensá en tu hno. Gaby.

NC: Cristina tiene miedo, salió mal pero tiene miedo.

A: Pensa en facu.

N C: Mi amigo estuvo a un segundo de convertirse en héroe nacional Andrea. Las elecciones las van a volver a ganar ellos….Estuvo muy cercaaa. Fallo el arma. No lo entiendo andaba bien.

A: Ay Gaby. Con quien estás.

NC: “Es largo de explicar pero tengo un grupo de 90 personas. Nos estamos juntando todos ahora para ver como solucionar este problema”

A: Ok

N C: Mira no se si es una buena noticia pero el arma con la que intento ponerla no es la mía, yo le di un 22 corto.. Recién hable con la novia y la tiene ella así que mañana la vamos a ocultar y vamos a ir a crónica a hablar. Todo el grupo de trabajo. Porque estoy recibiendo amenazas. Todos los del grupo estamos amenazados.

Cuando Nicolas Carrizo conversó con el contacto agendado como “Jony White JAJA” hablaron de matar al jefe de la Cámpora.

Nicolás Carrizo: Estamos pensando matar al jefe de la campora esta vez…

“Jony White JAJA”: Los sicarios de los copos de nieve.

En otro tramo, destaca la conversación de Carrizo con “Symme”.

Nicolas Carrizo: Tenés idea de lo que está pasando, Nando intentó matar a cristina, No digas nada.

Symme: “NO MAN, COMO ES ESO”

N C: Le quiso pegar un tiro a cristina, Me enorgullece, Que sea mi empleado, Y que tenga los huevos bien puesto.

S: Pero se va a tener que esconder.

N C: La realidad que no, Amigo te lo digo hoy acá, Creo que yo voy a terminar ese trabajo.

S: QUE.

N C: Si amigo esa puta ya está muerta.

Para la justicia estas conversaciones no fueron una broma como intentaron desvirtuar Nicolás Carrizo y Agustina Diaz en sus indagatorias.

Al respecto, Capuchetti señalo que “particularmente, la respuesta que le brindó Andrea en una de las conversaciones mencionadas, despeja cualquier duda al carácter de broma que Carrizo pretendió asignarle a sus dichos, toda vez que al referirle el nombrado que el arma era suya, su interlocutora respondió inmediatamente que no estaba a su nombre, lo que denota el conocimiento por parte de esta última de que Carrizo estaba en posesión de un arma de fuego”.

En cuanto a la charla con “Symme” indicó que Carrizo expuso “ su deseo de proseguir con el plan primigenio, que no había podido ser concretado”.

De tal modo, la jueza concluyo que “el análisis global de las conversaciones mantenidas entre ellos, permitió establecer que todos los imputados confluyeron en el propósito de causarle la muerte a la Vicepresidenta de la Nación, intercambiando opiniones acerca del modo en que debía ser llevado a cabo el hecho”.

Compartir
Facebook
Twitter
Whatsapp

Noticias más leídas

Más sobre Política