Derechos humanos

Colombia explicó por qué expulsó a Grabois y Solá criticó la decisión

Según un comunicado, el pasaporte del dirigente social presentaba irregularidades y, además, agredió verbalmente a una agente de Migraciones. Respaldo del canciller.
Juan Grabois fue expulsado por los agentes de Migraciones cuando llegó a Colombia (Foto: captura de pantalla).

Juan Grabois fue expulsado por los agentes de Migraciones cuando llegó a Colombia (Foto: captura de pantalla).

El gobierno colombiano explicó este miércoles que expulsó del país al dirigente social Juan Grabois debido a que su pasaporte "presentaba una inconsistencia" y porque le "faltó el respeto" una oficial de Migraciones en el aeropuerto de la ciudad de Bogotá.

Embed

En su informe, el gobierno colombiano agregó que Grabois, "de forma vehemente", exigió su ingreso al país, "basado en quién era y quiénes lo habían invitado", pero de igual modo "fue dejado a disposición de la aerolínea, con el fin de que se cumpla la orden de inadmisión" y expulsión.

"Migración Colombia rechaza este tipo de comportamientos, así como las presiones ejercidas para autorizar su ingreso, e invita a los ciudadanos nacionales y extranjeros, a respetar la normatividad nacional", indicó el comunicado.

Por su parte, el referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) compartió un video en el que mostró el momento en el que le denegaban el paso y publicó un fuerte mensaje en sus redes sociales.

Embed

"Detenido y agredido nuevamente por un gobierno autoritario. Ahora en un cuartito. Esperando. Mis compañeros argentinos y colombianos intentando resolver afuera ¡no tenemos miedo! La Patria Grande está de pie", escribió Grabois en su cuenta de Twitter.

El dirigente social llegó este martes a Bogotá con una delegación de 19 personas más y como parte de una Misión de Observación y Solidaridad "con el pueblo colombiano" ante las violentas protestas que se llevaron a cabo en las últimas semanas en contra del gobierno.

"Vamos a recorrer el territorio para relevar si existen violaciones a los derechos humanos", dijo Grabois desde el aeropuerto antes de ser expulsado.

La respuesta de Solá

El canciller, Felipe Solá, lamentó que las autoridades migratorias colombianas "hayan impedido el ingreso" de Grabois, a quien identificó como "miembro del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede" e integrante de una "delegación de observadores de derechos humanos".

Embed

Entre los organismos que conformaron la misión que integró Grabois se encuentran el Servicio de Paz de Justicia (Serpaj), la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), la Asociación Americana de Juristas (AAJ), el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

El 6 de mayo pasado, el presidente Alberto Fernández escribió un duro mensaje a través de sus redes sociales por la situación en Colombia, donde grupos defensores de derechos humanos denunciaron la desaparición de personas desaparecieron durante la ola de protestas contra una reforma fiscal impulsada por el presidente Iván Duque.

"Con preocupación observo la represión desatada ante las protestas sociales ocurridas en Colombia", manifestó el jefe de Estado en un mensaje que compartió en su cuenta de Twitter acompañado de una fotografía donde se puede observar una violenta escena de una de las huelgas.

Embed

La opinión de Fernández provocó la reacción del gobierno colombiano, que la consideró una "intromisión arbitraria".

Se habló de