Como candidato a presidente, Solá tiene una tarea más difícil que ser trending topic: unir al peronismo
PeronismoUnificado

Como candidato a presidente, Solá tiene una tarea más difícil que ser trending topic: unir al peronismo

Qué pasa. En un río revuelto, Felipe Solá asomó la cabeza. Convencido de que puede ser el único con el perfil necesario para garantizar la unidad del peronismo, en las últimas horas le puso palabras a la ambición que venía expresando desde hace tiempo: ser candidato presidencial en 2019. "Le quiero ganar a Macri", le dijo a Infobae. Una declaración que rápidamente lo puso entre las tendencias de las redes sociales. Aunque la empresa que tiene por delante es más difícil que eso.

Por qué. Solá cree que puede enlazar al kirchnerismo, más reacio al PJ, con el massismo y el peronismo federal. Tiene relación con todos los sectores y apuesta a ser la síntesis. No le importa chocar con Sergio Massa; de hecho, junto a Facundo Moyano están dejando, de a poco, el Frente Renovador.

Por eso le trabó un embargo a sus críticas a Cristina Kirchner y empezó a mostrarse amigable con el kirchnerismo. No sólo eso: hay quienes dicen que en el último tiempo se “kirchnerizó” para ganar adeptos en ese sector.

Cuáles son los reparos. En el PJ Bonaerense lo miran con cautela. “El peronismo hoy tiene dos candidatos -analizó ante A24.com una voz autorizada del justicialismo-. Son de perfil parecido, pero claramente distintos”. Uno es Solá. El otro, Agustín Rossi, con una representación más K.

Cómo está el frente interno. Solá reúne críticas porque no todos en el kirchnerismo lo ven potable. “Se equivoca con acciones concretas, como cuando no bajó al recinto en la sesión fallida para rechazar al FMI”, repasan desde el bloque del Frente para la Victoria.

“Por un lado, endurece el discurso contra Macri e intenta seducir al campo opositor, pero por otro lado ni él ni el Frente Renovador fueron a Diputados cuando el FpV y la izquierda quisieron hacer una sesión para que el acuerdo con el FMI pasara por el Congreso”, contraponen. “Para nosotros, lo del FMI es muy importante”, avisan en Unidad Ciudadana. Así, trazan una línea y se preguntan hasta cuándo podrá sostener ese “equilibrio”.

Hay un último punto, para nada menor. En el PJ dicen que Solá no tiene mujeres que lo apoyen. Ni una. Más allá de la reivindicación de género, en 2019 se implementa la ley de paridad, que establece que las listas legislativas tienen que dividirse en partes iguales. “Necesita mujeres, y por el momento no tiene a ninguna”. Así están las cuentas.