vivencias

En su cumpleaños número 60, Macri habló de la salud de su padre, de la edad y de sus deudas pendientes

En su cumpleaños número 60, Macri habló de la salud de su padre, de la edad y de sus deudas pendientes

Qué pasó. En una entrevista intimista, el presidente Mauricio Macri habló de la edad, de la salud de su padre, Franco Macri, y de sus deudas pendientes. Las preguntas las hizo su amigo y filósofo Alejandro Rozitchner.

El día que cumple 60 años, Macri reconoció que le "está costando" asumir la edad y recordó una anécdota: "Cuando mi viejo cumplió 60, tengo patente haber dicho: 'Qué viejo que está'. Claro, yo tenía 30. Me parecía que era una edad a la que era imposible llegar. Y de golpe llegó".

"Estoy en cortocircuito porque no me siento de 60", deslizó, al tiempo que consideró que "la vejez pasa por la cabeza".  "Estoy en cortocircuito porque no me siento de 60", deslizó, al tiempo que consideró que "la vejez pasa por la cabeza". 

Cuáles son las deudas pendientes. También repasó las cosas que tiene pendientes una vez que se retire de la función pública: "Quiero aprender a cocinar bien, quiero aprender de paisajismo. También me gustaría saber más sobre el mundo digital, que soy bastante básico. Tengo varios libros atrasados. Me gusta dedicarle más tiempo el cine, a las series. Quiero aprender a jugar mejor a las cartas".

"Lo más importante a esta edad son los afectos. Pero muchos lo dicen y no lo internalizan. Para mí es un tema central, sobre todo en la tarea que hago, que es el servicio público, muchas veces muy ingrato. La puedo hacer gracias a los afectos, que me nutren y me energizan". "Lo más importante a esta edad son los afectos. Pero muchos lo dicen y no lo internalizan. Para mí es un tema central, sobre todo en la tarea que hago, que es el servicio público, muchas veces muy ingrato. La puedo hacer gracias a los afectos, que me nutren y me energizan".

Qué dijo de su padre. "Espero que me toque una muerte rápida, tampoco quiero quedarme atrapado en la vida como lo está pasando mi padre, que está acá y no está acá. Hace más de un año está postrado ahí y si tiene algún momento de lucidez, la debe pasar muy mal. Porque debe tomar conciencia de su incapacidad de hacer y su pérdida de vitalidad", dijo.

También contó que su último contacto consciente con su padre fue hace un año. "La última vez, me pidió que le diera una pastillita para sacarlo de acá. Imagináte, eso no se puede. Ya no puedo hacer nada. Depende de asistencia de terceros. Y le dije: 'No puedo, papá, no se puede'"

s