De la Sota: un dirigente histórico del peronismo que desde Córdoba dejó su huella en la política argentina
Layer 1
MurióJoséManuelDeLaSota

De la Sota: un dirigente histórico del peronismo que desde Córdoba dejó su huella en la política argentina

Jose Manuel De La Sota, abogado de profesión, irrumpió en la política desde muy joven y nunca más la dejó. Desde su Córdoba natal y querida dejó una marca indeleble en su provincia pero también a nivel nacional, desde la fuerza política que amó y en la que influyó: el peronismo.

Pasó por varios cargos políticos, desde constituyente a precandidato a presidente de la Nación. Junto al actual gobernador Juan Schiaretti conformaron una alianza que se consolidó y con la cual se alternaron en el poder provincial mutuamente.

En sus inicios, a los 24 años, fue secretario administrativo del presidente del Concejo Deiberante de la capital cordobesa. Transitó también la secretaría de Gobierno de su provincia, de la que fue tres veces gobernador (1999-2003, 2003-2007 y 2011-2015) Además, fue diputado, senador y pasó, en los 90, durante el gobierno de Carlos Menem, por la Embajada de Brasil.

Hablar de peronismo en Córdoba era hablar de De la Sota y de todo el peso que él tenía en la conformación de las estrategias políticas en la provincia y en las aspiraciones del partido para gobernar la Nación.

En abril de 2015, De la Sota selló el acuerdo entre el Partido Demócrata Cristiano y el Frente Renovador, dirigido por Sergio Massa, para competir entre sí en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) nacionales.

La alianza formada con Massa se llamó UNA (Unidos por una Nueva Alternativa) y obtuvo 20% de los votos en las PASO. Massa sacó ventaja con el 14,32%, mientras que De la Sota obtuvo el 6,24% y quedó inhabilitado para las elecciones generales.

De la Sota fue un dirigente clave del PJ desde los años de la famosa Renovación, durante los 80. En 1987 perdió la gobernación de Córdoba frente al radical Eduardo Angeloz. Y al año siguiente, el 9 de julio de 1988 acompañó a Antonio Cafiero en la fórmula que cayó en la interna del justicialismo contra Carlos Menem y Eduardo Duhalde.

Cuando asumió Menem, De la Sota fue nombrado Embajador en Brasil. Allí estuvo entre 1990 y 1992. Además, fue electo Senador Nacional por la Provincia de Córdoba por el período 1995-1999.

En 1999 se convirtió en el Gobernador de la Provincia y fue reelecto por el período 2003-2007. En tanto, el 7 de agosto de 2011 resultó nuevamente electo y asumió el 10 de diciembre de ese año.

Hasta 2015 fue gobernador de Córdoba y hasta el día de su muerte fue un hombre gravitante en el espectro político de Córdoba y también un insoslayable pilar del peronismo nacional.

Fue precandidato a presidente en 2002 con el apoyo de Duhalde pero se bajó porque no le daban los números. Y finalmente Duhalde término ungiendo a Néstor kirchner quien se quedó con la presidencia.

En la primera presidencia de Kirchner mantuvo una relación cordial con ex mandatario, pero luego de la crisis del campo ese vínculo se rompió y se pasó a la oposición, y a volcar duras críticas a la gestión K.