Qué pasó. El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, se bajó del pacto fiscal que las provincias firmaron con la Casa Rosada el año pasado, molesto porque la Nación se niega a financiar la deuda de su caja previsional. Ahora, desde Cambiemos lo tildan de “irresponsable” y le avisan que su decisión tendrá “muchas consecuencias” para la provincia.

Qué le dijeron. El subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero, dijo que el pedido de Verna es un “reclamo político más que económico o financiero”, y avisó que no adherir al Pacto Fiscal traerá “muchas consecuencias”. “Si llegásemos a financiar la totalidad del déficit estaríamos dejando en una inferioridad de condiciones a los jubilados del resto del país”, aclaró.

Cómo viene la mano. El pacto fiscal fue firmado en noviembre del año pasado por la Casa Rosada y 23 provincias -con excepción del puntano Alberto Rodríguez Saá-. Si bien tiene estado parlamentario en la Legislatura pampeana, Verna frenó su tratamiento por el “incumplimiento” de Nación en el pago de 431 millones del déficit previsional de 2016.