En la tercera jornada sobre el aborto, un cirujano mostró en el Senado un video donde se pedía no avalar el “genocidio”
LegalizaciónDelAborto

En la tercera jornada sobre el aborto, un cirujano mostró en el Senado un video donde se pedía no avalar el “genocidio”

Qué pasó. En la tercera jornada de debate por la legalización del aborto, en la que estuvieron los ex senadores Eduardo Menem y María Eugenia Estenssoro, entre otros expositores, un médico cirujano pasó un video en el que se pedía no avalar esta práctica, a la que se la llamó “genocidio”.

Cómo fue. El médico cirujano Luis Figueroa Durand apuntó a un "grupo minoritario al que le conviene el aborto, ya sea por control poblacional o porque hacen negocios que mueven muchos fondos”, y emitió un video del médico estadounidense Bernard Nathanson, al que definió como un “abortista” que luego cambió de postura.

Qué se mostró en el video. En las imágenes, Nathanson explicó cómo “el niño es desarticulado, desmembrado y aplastado hasta su total destrucción. Deberíamos crear una mejor solución. Por favor, por el bien de la humanidad, detengamos este genocidio”, concluyó el testimonio del video.

Qué dijo Eduardo Menem. El hermano del ex presidente dijo que el proyecto es “muy malo” y que “tiene mala calidad constitucional” al punto de que “no hace ninguna mención al Código Civil”.

Qué dijo Estenssoro. La ex senadora de la Coalición Cívica planteó que el presidente Mauricio Macri “pronunció la palabra prohibida”, por el aborto, y que “está pagando las consecuencias en la guerra pública que le está llevando adelante la Iglesia Católica”.

Qué dijo Mariano Obarrio. El periodista de La Nación, uno de los militantes de “las dos vidas”, señaló que, si se aprobara, el aborto pasaría a “ser una práctica incentivada por el Estado” que sería cubierta por “todos los argentinos”. “No se regula qué hacer con los restos humanos”, dijo y agregó que resulta “sospechoso” en este contexto de “organizaciones que se dedican a la venta y el tráfico de órganos”. También cuestionó al proyecto porque “no tiene en cuenta el derecho de los hombres”.