Emocionante

Larreta, Lammens y la disputa por el voto “ideológico” con la proyección de un posible balotaje porteño de fondo

Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Larreta, Lammens y la disputa por el voto “ideológico” con la proyección de un posible balotaje porteño de fondo

Cuando parecía que Horacio Rodríguez Larreta se afianzaba en el área metropolitana como el único gobernante de Cambiemos en pie, el acuerdo anunciado con José Luis Espert sembró un manto de dudas. ¿Acaso el jefe de Gobierno cree que puede perder en un balotaje? ¿Es necesario abonar todas las alianzas posibles con otros espacios de oposición para no llegar a esa instancia?

El propio Larreta parece reconocerlo cuando dice -sin decirlo- que Espert va a apoyarlo en la Ciudad para no tener que definir en segunda vuelta. Y así lo creen también en el Frente de Todos, desde donde asisten a este espectáculo con la expectativa de saberse capaces de dar el batacazo.

“La maniobra de Larreta tiene que ver con que no puede romper el techo del 50%. Por más que esté cerca, no llega, y no iba a llegar -señalan ante A24.com desde el comando de campaña del Frente de Todos-. Según nuestros números, Larreta incluso bajó, y Lammens subió. En un balotaje, hay grandes chances de ganarle, y por eso Larreta quiere evitarlo”.

 Embed      
En el Frente de Todos creen que una oleada en favor de Alberto puede ser clave para Lammens.
En el Frente de Todos creen que una oleada en favor de Alberto puede ser clave para Lammens.

Como parte de esa lectura, también interpretan que el acuerdo con Espert es una “decisión política” pero también “ideológica”.

¿Cómo? “Para consolidar el voto ideológico de derecha”, arriesgan en el albertismo, y apuntan que esta movida “lo saca a Larreta de la mirada que siempre quiso imponer de que él era algo diferente, en términos ideológicos, al gobierno nacional”.

“No nos pronunciamos ni lo vamos a hacer. Lo que sí creemos es que los votos son de la sociedad, que es la que va a decidir más allá de los acuerdos que se hagan por arriba. Ellos sabrán por qué lo hacen. Además, esos acuerdos no siempre se traducen en votos”, evaluaron, en diálogo con A24.com, desde el entorno de Lammens. “No nos pronunciamos ni lo vamos a hacer. Lo que sí creemos es que los votos son de la sociedad, que es la que va a decidir más allá de los acuerdos que se hagan por arriba. Ellos sabrán por qué lo hacen. Además, esos acuerdos no siempre se traducen en votos”, evaluaron, en diálogo con A24.com, desde el entorno de Lammens.

Párrafo aparte para Espert, que pasó de un “libertariado” antisistema a consagrar los acuerdos más pragmáticos de la realpolitik, incluso con quienes en el cierre de listas le boicotearon su alianza formal con el partido Unir.

El propio Luis Rosales, compañero de fórmula de Espert, le puso palabras:

“No dejamos de tener diferencias en la gestión, pero son más las coincidencias con Larreta que con Lammens. No es bueno que haya una hegemonía en todo el país. Es necesario un contrapeso". “No dejamos de tener diferencias en la gestión, pero son más las coincidencias con Larreta que con Lammens. No es bueno que haya una hegemonía en todo el país. Es necesario un contrapeso".

El frente Despertar cree que puede poner a disposición el casi 4% de votos que sacó en la Ciudad para la categoría a presidente. “Podemos servir de árbitro e inclinar la balanza para definir la elección en primera vuelta", reconoció Rosales en declaraciones a Télam.

Como Espert no llevaba candidato a jefe de Gobierno, no hubo complicaciones. Juan José Gómez Centurión, el otro candidato “deseable” para el macrismo, tampoco lleva postulantes porteños, pero el ex jefe de la Aduana ya avisó que seguirá sin apoyar a ninguno de los dos.

Según la Constitución porteña, para consagrarse en primera vuelta el candidato debe obtener más del 50% de los votos. Nunca pasó en la (corta) historia de la Ciudad. En las PASO, Larreta obtuvo el 44,65% y Lammens el 33,09%. Desde ahí parten todas las especulaciones.

Cómo sigue

Para el Frente de Todos, la segunda vuelta en la Ciudad es (casi) inevitable. “Alberto está convencido de que si se produce una oleada importante a favor que lo haga sumar el 27 de octubre más de lo que tuvo en agosto, Lammens está con todas las chances de ir a balotaje. Y ahí, estamos convencidos de que le ganamos”, se ilusionan cerca del candidato a presidente ante la consulta de este portal.

Y, para terminar, proponen el siguiente ejercicio: “Imaginemos un mes de octubre en el que Alberto gana por más puntos. De ser así, el de la Ciudad será un balotaje que va a estar nacionalizado. Esa oleada va a jugar muy a favor nuestro, y esto lo ve Larreta”.

s