Restricciones

Las dramáticas internas en el Gobierno por el cupo de 600 pasajeros: ¿quién quiere flexibilizar y quién no?

Alberto tiene la decisión final. Pero adentro del gabinete dos grupos pujan por convencer al Presidente de que tome una decisión.
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
Alberto Fernández y su gabinete

Alberto Fernández y su gabinete, decidiendo sobre el cupo de pasajeros.

El cepo migratorio se convirtió en un conflicto interno del Gobierno. El presidente, Alberto Fernández, tomará la decisión, que debió postergar por una discusión dentro de su gabinete. Se ampliará el cupo permitido a más de 600 viajeros por día para ingresar al país, pero no a 2000 personas, como era hace dos semanas. La postura más dura fue la de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, que quería dejar todo igual.

El jefe del Gabinete, Santiago Cafiero, quiere flexibilizar la Decisión Administrativa 643 que vencerá este viernes a medianoche. El anuncio del nuevo régimen de cupos aéreos será hoy por la tarde o la noche, luego de que el Presidente regrese de su visita a Tucumán, donde celebrará el Día de la Independencia.

“En la Casa Rosada hasta medianoche no hay definiciones. El anuncio se pasó para este viernes. Y el tema está en manos de Alberto Fernández directamente”, dijo un alto funcionario del entorno del albertismo. “El ministerio de Salud presiona para que no abran o abran lo menos posible por temor al ingreso de la variante Delta y Alberto sabe por medio de sus ministros, especialmente de Cafiero, que el cupo se convirtió en un problema fenomenal”, agregó la fuente oficial. La discusión estaba trabada en este punto.

La pandemia del Covid-19 tiene a maltraer al Presidente porque comienza a amenazar a la inminente campaña electoral con miras a las PASO del 12 de septiembre. Las encuestas que recibe el gobierno no son alentadoras, ni siquiera en la provincia de Buenos Aires, y la gestión sanitaria y la económica son los puntos flacos de la administración.

La "buena noticia" de ayer fue que llega Moderna

El aparato comunicacional oficial se concentró ayer en informar a diestra y siniestra la “buena noticia” del día: el Estado firmó contrato con el laboratorio Moderna, tal como anunció Cafiero en la presentación de su informe ante el Congreso. Seguramente en pocos días anuncie contratos con Pfizer y con Johnson & Johnson.

Pero los varados siguen presionando al Gobierno. Según pudo saber A24.com, el gobierno de Alberto Fernández no anunciaría una flexibilización del cupo en términos formales, pero dispondría de vuelos adicionales o excepcionales para los casos más urgentes o para los planteos que hagan las aerolíneas enroladas en la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), a las que se las autorizaría a aumentar sus frecuencias como casos excepcionales. Sería una manera de flexibilizar el cupo sin admitirlo abiertamente.

“Cualquiera que te lo diga es muy arriesgado porque el riesgo de quedar en off side, la verdad es que todavía se está discutiendo”, dijo a última hora una fuente vinculada al Ministerio del Interior.

¿Vuelos internacionales adicionales?

La decisión administrativa 643 vencerá este viernes a la medianoche. El DNU vigente se prorrogará, quizás por un mes. Pero la nueva decisión administrativa podría deparar cambios sobre el cupo que se fijó hace dos semanas cuando se bajó de 2000 a 600 pasajeros permitidos para ingresar al país por día debido al enorme incumplimiento, del 38%, que había de la cuarentena obligatoria y el riesgo que representaba para el ingreso de la variante Delta.

Ahora el incumplimiento está en el 20%. Pero las internas en el Gobierno igualmente alumbran una discusión. “A partir de la semana que viene empezarían a llegar más cantidad”, dijo a A24.com una fuente oficial de la Casa Rosada. “Puede ser que pongan vuelos internacionales adicionales”, agregó el funcionario. También los infectólogos aventuraban que el cupo debía ampliarse porque la situación se había vuelto caótica. “Yo creo que lo van a aumentar, pueden aguantar un par de semanas pero no más”, dicen en el mundo de los expertos infectólogos que asesoran a la Casa Rosada.

Entre tanto, ayer volvieron a reunirse los ministerios de Salud, Interior, Transportes y jefatura de Gabinete. Vizzotti y la asesora presidencial Cecilia Nicolini estuvieron en la Casa Rosada. Ante la falta de definiciones sobre el cupo, y las peleas políticas que hay entre Salud y Cafiero, la jefatura de Gabinete difundió el anuncio de Cafiero en la Cámara de Diputados.

No se volverá al cupo de 2000 diarios todavía

"El día lunes vamos a estar firmando con el laboratorio Moderna nuevas dosis para nuestro país. El laboratorio Moderna es un laboratorio americano que también está realizando vacunas pediátricas, eso para nosotros es una gran noticia", dijo el jefe del Gabinete. Dentro de la residencia de Olivos, mientras tanto, Alberto Fernández le pedía definiciones y propuestas a sus equipos de las distintas áreas por el cupo.

Lo que pedía el Presidente era una propuesta que permita flexibilizar las frecuencias de vuelos y de argentinos que puedan ingresar en el país pero al mismo tiempo se asegure que los turistas cumplan con la cuarentena. Se descuenta que no se volvería a los 2000 permitidos antes del 21 de junio.

La obsesión del Presidente es postergar el ingreso de la cepa Delta para terminar con el plan de vacunación y poder encarar la campaña electoral con cierta tranquilidad que no se estará frente a la tercera ola.

s