Juntos por el Cambio

Las tres críticas de Marcos Peña a la campaña de Juntos por el Cambio

Marcos Peña, ex jefe de Gabinete de Macri se juntó con Vidal y le hizo observaciones sobre la campaña. ¿Qué le sugirió y qué puede cambiar a partir de ahora?
Gonzalo Prado
por Gonzalo Prado |
Marcos Peña volvió a la campaña de Juntos por el Cambio en la Ciudad.

Marcos Peña volvió a la campaña de Juntos por el Cambio en la Ciudad.

La aparición del exjefe de Gabinete, Marcos Peña, en la usina de campaña de la candidata a diputada nacional por la Ciudad, María Eugenia Vidal, generó un fuerte rebote dentro y afuera de Juntos por el Cambio por lo que implica ese retorno en sí. Sin embargo el foco estuvo puesto en la persona y no en los motivos; y es que según pudo reconstruir A24.com el nuevo asesor externo solamente se refirió a tres puntos de la labor proselitista, todos vinculado con la comunicación: el lenguaje, la campaña en la vía pública y la comunicación en las redes.

La decisión de sumar a Peña al equipo de campaña de Vidal difiere dependiendo de quién la cuente. Lo cierto es que desde hace tiempo que el ex jefe de Gabinete dialoga con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Algunos de esos diálogos, como también la intención de que forme parte del equipo de la campaña nacional del alcalde porteño, fueron revelados en exclusiva por este medio.

Los que frecuentan a Peña remarcan que hubo un llamado directo de Vidal para ese rol. Cerca de la ex gobernadora remarcan que fue parte de una charla con otros actores de Juntos por el Cambio. Por fuera de eso, el ex jefe de Gabinete expresó algunas preocupaciones con lo que le parece a él que se tendrían que cambiar en lo que respecta a la comunicación.

vidal.jpg

Desde que fue convocado, Peña emitió su opinión solamente con respecto a tres aspectos y una sola vez. Fue en lo que refiere al uso del lenguaje, a la comunicación en la vía pública y parte de la digital.

La comunicación de Juntos por el Cambio

Siempre de acuerdo a la opinión que brindó Peña, hacen foco en la noción de equipo, de unidad, pero tienen una imagen que no habla en un lenguaje moderno. Algo similar remarcó para la comunicación en redes sociales. Todo con el objetivo de mejorar la perfomance en la campaña electoral de cara a noviembre. En lo que respecta a la comunicación digital, Peña sostuvo que se tenían que hacer algunos ajustes con respecto al lenguaje y cómo se aborda a determinado público.

Incluso en los últimos días el propio Peña utilizó la definición de otro de los candidatos de Juntos por el Cambio en ese distrito, el economista Martín Tetaz. “Conversé con Marcos. Lo recibo muy bien. Nosotros tenemos que armar el mejor equipo posible, y eso es con los mejores en cada lugar. Ojalá tengamos al número uno en comunicación en la Argentina acompañándono. Esto es un equipo, esa es la principal diferencia. Ese equipo puede tener algún jugador que no puede gustarte a vos”, dijo en declaraciones al canal de noticias LN+ a principio de semana.

Pero Peña no fue el único en utilizar esa frase del economista para graficar la situación. Dentro del PRO y de Juntos por el Cambio hicieron propias las palabras de Tetaz. “Es alguien a quien no podes dejar afuera. Sabe de lo suyo, era el gurú que ganaba elecciones. Por más de todo lo que sucedió luego”, sostuvo un dirigente de primera línea del PRO recordado por ser crítico de la gestión de Peña como jefe de Gabinete.

Las críticas a Marcos Peña

MARCOS-PEÑA.jpg

Si bien varias de las tribus dentro del PRO, sobre todo, tienen críticas hacia Peña, lo cierto es que entienden que en la comunicación estratégica es uno de los “grandes valores”. Lo que no quiere decir que no recibirá cuestionamientos como pasaba cuando era el dos de Mauricio Macri en la Casa Rosada.

Sin mucha más intervención, por ahora, Peña estará abocado durante seis semanas a asesorar de forma externa a Vidal. Pero eso no quiere decir que la candidata se nutra solamente de sus observaciones. Los informes cuanti y cualitativos son potestad de Pablo Knopoff, y Guillermo Oliveto, se convirtieron en parte de la “biblia” de campaña de Vidal que no repara en elogios ante la labor de ambos.

Es que si bien la relación de Peña con Rodríguez Larreta es buena y mejoró considerablemente desde mediados del año pasado, lo cierto es que hay cierta resistencia en algunos sectores de Juntos por el Cambio aun cuando su desembarco para asesora contó con el respaldo de otros dirigentes de la coalición como la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y referentes del radicalismo como Martín Lousteau.

La forma en la que se dio a conocer la noticia, y la reproducción que tuvo, despertó algunas sospechas. Una de las primeras conclusiones del entorno vidalista era que Peña buscaba “subirse el precio” cuando consideran que la campaña ya está armada y que seguirá los mismos parámetros que la que hubo de cara a las PASO pero ahora con la inclusión de los actores de la lista de Ricardo López Murphy.

PEÑA-HRL.jpg

Sin muchos cambios a nivel macro, la campaña de Vidal retornará de acá a noviembre los conceptos troncales que desarrolló más cerca de las PASO. Tendrá un perfil dialoguista, pero se centrará en la agenda de la gente más que en las cuestiones políticas, buscará estar más conectada con lo que sucede con el ciudadano de a pie y menos en la discusión de temas que consideran por fuera de esa agenda.

El vínculo con el votante joven, para reforzar ese perfil y que no merme el voto hacia otras fuerzas como es el caso del economista Javier Milei, seguirá al tope de la agenda. “Fuimos de menor a mayor, encontramos el foco al final y nos fue bien en la PASO. No hay que tocar nada”, repiten cerca de la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

Pero el trabajo de consultor de Peña también tuvo su ruido dentro del larretismo. Conocida la intención de Rodríguez Larreta de sumarlo, en su rol de “ambulanciero de heridos” (mote que ponen algunos críticos por su forma de sumar todo lo que está como satélite en pos de su objetivo presidencial) quien más incómodo se sintió con el nombramiento es el Secretario General y jefe de campaña, Fernando Straface.

En el entorno del funcionario niegan la situación. Después de una gira en la que se terminó de consolidar dentro del Gobierno porteño después de algunas “turbulencias internas”, Straface vio como en diferentes medios se magnificaba la oficialización de Marcos Peña como asesor en la campaña. Algo que no le terminó de cerrar del todo.

s