Qué pasó. Un fallo inédito. Por primera vez la Justicia le concedió a indígenas mapuches la potestad de la tierra que habitan e intimó al Gobierno a que le cedan la escritura. Se trata de una comunidad compuesta por 30 personas y asentada en Bariloche, en el lof Trypay Antú, a metro del cerro Otto.

Qué sigue. La jueza María José Sarmiento ordenó que en el plazo de 60 días, el Ejecutivo le ceda la escritura de las tierras al Instituto de Asuntos Indígenas (INAI) para que luego esos documentos queden finalmente en manos de la comunidad. El fallo no está firme porque el Gobierno ya apeló la medida.

Por qué. La ley 26.160 ordena que el Gobierno debe hacer un censo entre las organizaciones aborígenes que están reconocidas como tales y, eventualmente, ir otorgando los certificados de tierra. Según informó el diario La Nación esta situación aún no se produjo.