Casa Rosada

Restricciones, vacunas, inflación y deuda: ¿Qué tiene en la cabeza Alberto Fernández para las próximas semanas?

Fernández espera que los gobernadores apoyen la ley de pandemia y concentrarse en el plan de vacunación, inflación y la deuda con el FMI y el Club de Paris.
por Stella Gárnica |
El preisdente Alberto Fernández espera delegar por ley a los gobernadores

El preisdente Alberto Fernández espera delegar por ley a los gobernadores, los anuncios de nuevas restricicones por la pandemia, mientras se concentra en las elecciones: vacunas, inflación y FMI, son las prioridades ahora. (Foto: Presidencia)

El presidente Alberto Fernández se muestra aliviado ante la posibilidad de liberarse de los agobiantes anuncios -las últimas veces lo hizo en soledad- para imponer restricciones para contener la pandemia pero que tras más de un año, buena parte de la sociedad rechaza por cansancio, pero también, por necesidades económicas.

Alberto quiere derivar la decisión política a los gobernadores a través de un "nuevo régimen" que espera sea aprobado por el Congreso con la llamada "la ley de la pandemia" y dedicarse así, a resolver los problemas que el oficialismo deberá afrontar en la próxima agenda de cara a las elecciones legislativas: agilizar el plan de vacunación, frenar la inflación y evitar un default con el FMI y el Club de París.

Por eso el Gobierno patea la pelota al Congreso y espera que Diputados sancione antes del viernes el "nuevo régimen" de restricciones como un nuevo sistema legal que deberán aplicar -de aprobarse-, directamente los gobernadores e intendentes de cada distrito de acuerdo al semáforo epidemiológico.

El Presidente cree que ese régimen será el que regirá hasta que entre junio y fin de septiembre logre vacunar a la mayor parte de la población adulta y de riesgo. Así, Alberto planea avanzar en la agenda de campaña para las elecciones.

La inflación y la agenda electoral

En la intimidad, Alberto reconoce que la inflación es un problema que "está desbordado” y que el Gobierno va a “actuar rápido”.

La prioridad según suele contar a sus interlocutores más cercanos, es resolver el problema del “desborde de la inflación" de la que llama "la Argentina punk", que aumenta los precios por las dudas, porque quiere salvarse en el presente ante la falta de expectativas en el futuro, repitió una alta fuente ante la consulta de A24.com.

Eso acordaron en la mesa política del Frente de Todos que se reunió el lunes en La Plata de la que participó el jefe de Gabinete Santiago Cafiero con Máximo Kirchner y Axel Kicillof, mientras empiezan a discutir los nombres de las listas de candidatos que deberán presentar antes del 31 de julio, para competir en las elecciones primarias del 14 de septiembre y las generales del 14 de noviembre.

En ese marco, el Gobierno prepara una batería de medidas para congelar precios de la canasta básica y “poner plata en el bolsillo” de las clases bajas y medias, ejes del electorado del Frente de Todos.

Por eso, esta misma tarde en la Casa Rosada el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la secretaria de Comercio, Paula Español, anuncian un programa de congelamiento de precios impresos en los envases en 70 productos básicos por 6 meses (hasta fin de año). Lo harán en una conferencia de prensa para el lanzamiento del programa Súper Cerca.

Mientras, Alberto intenta convencer a los exportadores de carne para que colaboren con la crisis y se ajusten al plan que les presentó Kulfas para exportar solo cortes más caros (lomo, peceto) y dejar congelados los cortes de consumo popular en la Argentina.

Por eso, el Presidente no afloja en la amenaza de mantener el cepo a las exportaciones del sector, hasta que bajen los precios para el consumo interno.

FMI y Club de París

“Nadie quiere un default con nadie”, es la frase que repite el Presidente tanto en público como en privado. Pero ratifica que el Gobierno no tiene plazos ni apuro en cerrar un acuerdo para la reestructuración de la deuda con el FMI y con el Club de París, si no es un programa que sea sustentable para el país.

“No importa lo que diga la oposición, nadie quiere un nuevo default de Argentina y tuvimos una gira europea exitosa, con el apoyo de todos los países que visitamos", suele decir el Presidente que sumó el apoyo de la alemana Angela Merkel en una reunión virtual al arribar de la gira europea hace 15 días y ahora continúa con los anuncios de inversiones millonarias de España, con la visita del jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, a la Casa Rosada.

En ese marco, insistirá en los próximos días en retomar la agenda internacional para mostrar apoyos de Europa mientras espera un gesto de los Estados Unidos.

España y Francia en la agenda internacional

Alberto Fernández y Pedro Sánchez, en su encuentro Madrid

Este miércoles Alberto recibe en la Casa Rosada en visita oficial (no de Estado) al jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, que llega este martes al país acompañado por una amplia comitiva de funcionarios y empresarios que anunciarán inversiones por unos 4500 millones de euros y firmar acuerdos bilaterales para promover negocios en áreas estratégicas como las energías renovables, el litio, el hidrógeno verde, la industria alimentaria, la economía del conocimiento y la tecnología, entre otras.

Ambos presidentes brindarán una conferencia de prensa conjunta a las 13, en un escenario ubicado al aire libre en la sede de Gobierno, en el marco de los protocolos por la pandemia, luego de mantener una nutrida agenda de reuniones en el Museo de la Casa Rosada.

Los primeros días de Julio, Alberto volverá a París, para devolver el apoyo que recibió del presidente de Francia, Emmanuel Macron, a las negociaciones con el FMI y el Club de París. Tiene previsto partir entre el 28 y el 29 de este mes para participar de la Cumbre sobre igualdad de Género, un tema con el que Fernández busca posicionarse como precursor y modelo a seguir en la región.

Vacunas

image.png

Tras llegar a un acuerdo entre los ministros de Salud, Carla Vizzotti y de Interior, Wado De Pedro con los gobernadores para que cada provincia avance en la compra de vacunas contra el COVID-19 y sumarlas a la distribución nacional, la apuesta de la Casa Rosada es correr al Presidente del ojo de la tormenta y que los laboratorios expliquen las desinteligencias en la compra de vacunas.

El lunes, en una reunión con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, Alberto acordó los pasos a seguir en el Congreso y en el próximo viaje del titular de la Cámara Baja a Estados Unidos.

El Presidente mira con precaución la donación de vacunas del gobierno de Estados Unidos. En el Gobierno dicen que se iniciarán los trámites para que la ANMAT apruebe el uso de las vacunas de Moderna y Johnson y Johnson, pero señalan que con la de Pfizer no debería haber problemas, porque ya está autorizada por la ANMAT.

Lo que falta admiten en la Casa Rosada, es resolver el conflicto con Pfizer por el contrato. No obstante insisten en la postura de no modificar la ley de vacunas aprobada por el Congreso cuya cláusula de “inmunidad” cuestiona el laboratorio estadounidense. “Es más fácil que Pfizer cambie el contrato y sus condiciones, a que Argentina modifique la ley”, señalan cerca del Presidente.