Elecciones 2021

Alberto Fernández busca salir del laberinto de Pfizer, las restricciones, la inflación y los errores de gestión

El Presidente cree que el jueves se puede sancionar la ley de restricciones sanitarias para evitar un nuevo decretazo.
por Mariano Obarrio |
Alberto Fernández

Alberto Fernández, en su laberinto. (Foto: Presidencia)

Alberto Fernández busca la salida a sus múltiples laberintos. Pese a que no lo dice, el Presidente está pendiente de lo que el laboratorio Pfizer informe este martes ante la Cámara de Diputados sobre el fracaso de la llegada de vacunas contra el Covid 19 a la Argentina, que se convirtió en un problema político dentro de la pandemia.

Además, tiene esperanza de que la Cámara baja sancione el jueves la ley de restricciones sanitarias para no tener que renovar el DNU 334 y liberar de a poco los encierros. Pero el proyecto no tiene dictamen y la oposición no lo quiere tratar.

Si no se sanciona la ley, se prorrogará el DNU y se mantendrían las restricciones actuales, con posible endurecimiento sólo los fines de semana, según confiaron altas fuentes oficiales. Las medidas están dando resultado en baja de contagios.

Mientras tanto en la Casa Rosada aseguraron a A24.com que el Gobierno se prepara para “tirar toda la carne al asador” para ganar las elecciones primarias del 14 de septiembre y las generales del 12 de noviembre. Se prepara una severa ampliación del presupuesto 2021 en las próximas semanas para usar el excedente de recaudación tributaria.

Tiran la “carne” al asador y congelan su precio

Los recursos generados por las retenciones a las exportaciones, unos 10.000 millones de dólares, y del impuesto a la riqueza, otros 140.000 millones de pesos, se usarán en parte en medidas reactivadoras del consumo y para paliar la pobreza. “Es fundamental cambiar el humor social además de que tendremos vacunados a 20 millones de argentinos el día que vayamos a votar”, dicen con optimismo en Balcarce 50.

Se espera para las próximas horas el anuncio del levantamiento de la suspensión de las exportaciones de carnes. Otro de los conflictos que desgastó a Alberto Fernández, por la presión del Instituto Patria y de la mesa de los lunes del gobernador bonaerense Axel Kicillof, que presiona con el intervencionismo estatal.

Un alto funcionario oficial confirmó a A24.com que “se anunciará esta semana un acuerdo de una cantidad de cortes –se está definiendo- y toneladas a precios más bajos para consumo interno”. “Nuestro foco para las elecciones será controlar la inflación de los alimentos y en especial la carne”, dijo. Además, habrá más medidas para el bolsillo de los sectores medios, lo que llaman el “votante enojado” por la economía.

El Presidente no lo confiesa, pero está pendiente de lo que este martes dirá la fármacéutica Pfizer en el plenario de Comisiones de Salud y Legislación General de la Cámara de Diputados. Todos los laboratorios que fabrican vacunas contra el Covid fueron citados por el presidente de la Cámara, Sergio Massa.

“Todos estamos pendientes de lo que diga Pfizer mañana”, señalaron en el oficialismo. El laboratorio no acordó con el Gobierno porque la ley de vacunación dispuso la inmunidad judicial de los laboratorios excepto en caso de “negligencia”. El Presidente se muestra incómodo cuando lo consultan sobre ese fracaso en la gestión. La imposibilidad de contratar a Pfizer pone en duda la llegada de vacunas de Estados Unidos.

El gobierno de Joe Biden enviará 6 millones a América latina, pero sólo de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. La primera no tiene acuerdo con el laboratorio, las otras dos no fueron aprobadas por la Anmat. Fernández no sabe cómo se arregla ese conflicto y se incomoda cuando le preguntan. Por eso, lo que diga Pfizer en el plenario virtual de comisiones de este martes será un punto de inflexión.

Participará la ministra de Salud, Carla Vizzotti. Según sus propias palabras, ambos están “obsesionados”. Además, estarán los laboratorios Richmond, que producirá en el país la vacuna Sputnik V (Rusia) y representantes del fondo Covax de la OMS. AstraZeneca responderá preguntas por escrito. No se sabe el grupo chino Sinopharm y el Instituto Gamaleya.

La ley de restricciones, contrarreloj

En forma paralela, Alberto Fernández presume que el presidente de la Comisión de Salud, Pablo Yedlin, intentará aprobar la ley de restricciones sanitarias durante la sesión de este jueves. Si se sanciona la ley, comenzará a regir desde el viernes próximo porque el Presidente la promulgará en el acto. “Muy probablemente Diputados sancionará la ley”, dicen a su lado.

En ese caso, no habrá prórroga del DNU 334 y las zonas de alto riesgo epidemiológico volverán a las restricciones de circulación entre las 00 y las 6. Y las de alarma epidemiológica de 20.00 a 6 y con diversos parámetros de restricciones establecidas en la ley. No regirá más el confinamiento de 18 a 6.

En cambio, si no se sanciona, sería prorrogado el DNU con el esquema de cierre intermitente: más duro los fines de semana y más blando en el resto de los días laborables de la semana, según confiaron a A24.com.

“No pueden sancionar la ley, porque no tienen dictamen. Iban a tratar de sacar el despacho el miércoles pero no convocaron a la comisión porque no tienen número”, dijo una diputada opositora de la Comisión de Salud.

“Yedlin hará todo para sacarlo y la oposición no podrá decir que son superpoderes”, señala un diputado cerca de Massa, pero sin certeza sobre la suerte del proyecto. Los números en el recinto y en la comisión están ajustados.

Cómo será la “nueva normalidad” por ley

La ley de restricciones dispone que en las zonas de alto riesgo epidemiológico se suspenden:

  • Reuniones sociales a casas y al libre de más de 10 personas.
  • La práctica recreativa de deportes en espacios cerrados y gimnasios. Se autorizan competencias oficiales.
  • casinos, bingos, discotecas y salones de fiestas.
  • Eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos.
  • Cines, teatros, clubes, centros culturales
  • Locales gastronómicos entre las 23 y 6, salvo reparto a domicilio o en la modalidad de retiro.
  • Circulación nocturna entre las 00 y las 6.
  • Se fija aforo del 30% para bares y restaurantes entre las 6 y 23.
  • Los resultados deben ser revisados cada 21 días y los gobernadores tienen facultad para endurecerlas, no para aflojar.

En las zonas de alarma epidemiológica, la ley suspenderá:

  • Centros comerciales, shoppings y ferias.
  • Locales comerciales entre las 19 y las 6.
  • Locales gastronómicos entre las 19 y las 6, salvo en las modalidades de reparto a domicilio o retiro. Entre las 6 y las 19
  • sólo podrán atender al aire libre.
  • La práctica de deportes de contacto al aire libre. Pero se podrán realizar las competencias oficiales.
  • Clubes, gimnasios
  • La restricción de circular será entre las 19 y las 6.
  • Clases presenciales en todos los niveles.

En ambos niveles de restricciones el transporte público sólo podrá ser usado por trabajadores esenciales.

Mientras que Alberto Fernández resuelve sus conflictos de gestión, la mesa de Kicillof (con la venia de Cristina Kirchner) sigue reuniéndose los lunes en La Plata. De allí comenzaron a salir los proyectos de redistribución de ingresos para las próximas PASO de septiembre. Se convirtió en la “mesa política” del Frente de Todos, focalizada en las elecciones.

El gabinete político funciona en La Plata

Cerca del Presidente confiaron a A24.com que Alberto perdió la agenda política y se la sigue marcando el kirchnerismo. “El Gobierno tiene un gabinete económico, uno social, contra el hambre, sanitario, de vacunación, pero no tiene una mesa política. ¿Dónde está? En La Plata”, señaló un funcionario en referencia a la “mesa de Kicillof”. “Sancionamos la ley de ganancias y no la capitalizamos, eso es falta de política y de comunicación”, señalan en Balcarce 50.

La agenda de la Casa Rosada con miras a las PASO será resolver la inflación de los alimentos, reactivar el consumo, la obra pública, el empleo y contener los precios en general. Se destinará más gasto no previsto en el presupuesto 2021 con reasignaciones y agregados de presupuesto por DNU.

Podría haber impuestazos a sectores de mayores recursos vía bienes personales. Se intentarán congelar precios y tarifas para las clases medias. Se buscarán medidas proconsumo como Ahora 12. Se promoverán las reaperturas de paritarias para asalariados y aumentos vía planes sociales y “repros” para los excluidos.

“Hay que trabajar la psicología de las clases medias. Esos votos que se pueden ir a los libertarios, a los candidatos antisistema, el voto enojado con las dos coaliciones mayoritarias, que se cayeron de su posición social, se bajaron de la educación privada y de su prepaga pero no eran millonarios, cerraron su comercio o le cayeron sus ingresos”, señalan en la Casa Rosada.

Guzmán busca la vacuna contra la inflación

El ministro de Economía, Martín Guzmán, está subordinado a la mesa política de Kicillof y de Cristina Kirchner. “Llegamos con las vacunas pero tenemos que llegar con dinero para el bolsillo de la gente”, dicen. El aumento en el monotributo fue una torpeza que en la AFIP se está revisando para salir de ese atolladero: se retrotraerá la medida. También la Casa Rosada se indignó con el aumento del 40% a los diputados y senadores, que está en revisión, más allá de la confirmación a los empleados legislativos.

Se incrementó el optimismo porque luego del encierro duro los casos bajaron -22.000 contagios este lunes-. “Estamos registrando el pre confinamiento duro”, dice el Presidente. Cree que en los próximos días bajarán más. Por un tiempo la cifra de ocupación de camas de terapia intensiva y de muertos seguirá en alza porque son de los contagios de hace un mes.

“Cada vez son más largas las internaciones de los jóvenes pese a que se contagian y mueren menos adultos mayores porque están más vacunados”, señalan en la Casa Rosada. Ahora, se busca la vacuna contra la inflación.